Un cen­te­nar de alum­nos y alum­nas cie­gos o con grave dis­capaci­dad visu­al de toda España se enfrentan en estos días a las prue­bas de Eval­u­ación de Bachiller­a­to para el Acce­so a la Uni­ver­si­dad (EBAU), que se cel­e­brarán, en la may­oría de las Comu­nidades Autóno­mas, en los primeros días del próx­i­mo mes de julio.

Para su preparación, todos ellos han con­ta­do con el apoyo de los mae­stros y maes­tras que for­man parte de los Equipos Especí­fi­cos de Aten­ción Educa­ti­va que la ONCE, en colab­o­ración con las difer­entes Admin­is­tra­ciones Educa­ti­vas, pone a dis­posi­ción de este alum­na­do con dis­capaci­dad visu­al a lo largo de toda su eta­pa de for­ma­ción. En la actu­al­i­dad son 430 repar­tidos por los difer­entes ter­ri­to­rios.

Los téc­ni­cos y mae­stros de la ONCE se encar­gan estos días de velar porque la acce­si­bil­i­dad y la igual­dad en el acce­so a esta impor­tante prue­ba sea efec­ti­va para los estu­di­antes con dis­capaci­dad visu­al: exámenes y orde­nadores adap­ta­dos; acce­so a la infor­ma­ción de for­ma acce­si­ble; y cualquier necesi­dad que per­mi­ta una edu­cación inclu­si­va, en igual­dad.

El repar­to por Comu­nidades Autóno­mas del cen­so de estos alum­nos es: Andalucía, 19; Aragón, 4; Asturias, 1; Islas Balear­es, 1; Canarias, 2; Cantabria, 2; Castil­la-La Man­cha, 3; Castil­la y León, 4; Cataluña, 16; Comu­nidad Valen­ciana, 12; Extremadu­ra, 1; Gali­cia, 8; La Rio­ja, 2; Madrid, 10; Mur­cia, 7; y País Vas­co, 7.

La tarea del mae­stro o maes­tra con­siste en val­o­rar al alum­na­do y elab­o­rar un Plan Indi­vid­ual de Aten­ción Educa­ti­va del alum­no o alum­na asig­na­do. En fun­ción de las necesi­dades del alum­na­do, la aten­ción presta­da puede vari­ar: des­de el seguimien­to, aseso­ramien­to y ori­entación al Cen­tro Esco­lar donde se esco­larice el estu­di­ante, a una inter­ven­ción direc­ta con el alum­na­do para garan­ti­zar su inclusión tan­to den­tro como fuera del aula, en aspec­tos académi­cos y/o rela­ciona­dos con lo social (recreo, deporte, ocio y tiem­po libre).

Las áreas de inter­ven­ción son muy diver­sas y arran­can con los primeros años y las instru­men­tales bási­cas (alfa­bet­i­zación y enseñan­za del sis­tema braille) para recor­rer el uso de la tec­nología (adap­ta­da en cada caso), autonomía per­son­al (ori­entación y movil­i­dad), com­pe­ten­cia social, ajuste a la dis­capaci­dad, estim­u­lación visu­al, adaptación de mate­ri­ales de todo tipo, infor­ma­ción y dotación de recur­sos y mate­ri­ales, tran­scrip­ción de tex­tos a braille o sonido, etc.

Atención desde los CRE

Jun­to a estos 90 estu­di­antes que preparan aho­ra la EBAU, durante el cur­so 2019/2020 los Equipos de Aten­ción Educa­ti­va han aten­di­do a un total de 7.413 per­sonas, repar­tidas entre los difer­entes nive­les for­ma­tivos, de las cuales más del 99% están esco­lar­izadas en cen­tro educa­tivos ordi­nar­ios.

La labor de estos Equipos está coor­di­na­da des­de los des­de los cin­co Cen­tros de Recur­sos Educa­tivos (CRE) que la ONCE tiene en difer­entes pun­tos de España para una cober­tu­ra glob­al: el CRE de Ali­cante, que atiende a los estu­di­antes de toda la Comu­nidad Valen­ciana y la Región de Mur­cia; el CRE de Barcelona, para Cataluña, Aragón, Islas Balear­es, La Rio­ja y Navar­ra; el de Madrid, que incluye a Canarias, Cantabria, Castil­la-La Man­cha, Castil­la y León y País Vas­co; el cen­tro de Pon­teve­dra, con cober­tu­ra para Gali­cia y Asturias; y el CRE de Sevil­la., que cubre toda Andalucía y Extremadu­ra.

La labor de los pro­fe­sion­ales de los Equipos Especí­fi­cos, fru­to de los con­ve­nios de colab­o­ración entre la Admin­is­tración Educa­ti­va y la ONCE, no solo se desar­rol­la con el alum­na­do y los cen­tros donde se matric­u­lan, sino tam­bién con las famil­ias de este alum­na­do, pre­stando infor­ma­ción sobre las necesi­dades y capaci­dades de sus hijos e hijas, así como del tra­ba­jo que se está real­izan­do, apor­tan­do los recur­sos humanos y mate­ri­ales nece­sar­ios para que la inclusión de este alum­na­do sea una real­i­dad, tam­bién des­de casa.

La inclusión del alum­na­do con ceguera o dis­capaci­dad visu­al en el ámbito esco­lar es una real­i­dad en la que toda la comu­nidad educa­ti­va está inm­er­sa. Por ello, es nece­sario que los recur­sos didác­ti­cos y her­ramien­tas tec­nológ­i­cas uti­lizadas en los cen­tros respe­ten los prin­ci­p­ios de acce­si­bil­i­dad y dis­eño para todos.

Seguire­mos Infor­man­do…

La entra­da Un cen­te­nar de alum­nos y alum­nas con dis­capaci­dad visu­al se enfrentan en estos días a las prue­bas de la EBAU se pub­licó primero en PR Noti­cias.

Fuente