El humor radiofóni­co está de cumpleaños. Este martes, Nadie sabe nada cumple siete años en la SER y lo hace con­ver­tido en una de las piedras angu­lares de la apues­ta por la come­dia que mantiene la emiso­ra. El espa­cio que coman­dan Andreu Bue­na­fuente y Berto Romero debutó el 30 de junio de 2013 como una de tan­tas apues­tas veran­ie­gas que ter­mi­nan su aven­tu­ra en ante­na cuan­do final­iza la época esti­val pero, des­de el primer momen­to, logró estable­cer una conex­ión con la audi­en­cia que le garan­tizó una nue­va opor­tu­nidad durante la tem­po­ra­da reg­u­lar.

“El obje­ti­vo es la come­dia y el enlace sur­re­al­ista de los temas con unos resul­ta­dos ines­per­a­dos. El pro­gra­ma se basa en la com­pli­ci­dad de los dos show­man y del con­vencimien­to de que son capaces de hablar de todo aunque no sep­an de nada”. Así anun­cia­ba la SER el proyec­to que, bási­ca­mente, servía para pon­er a prue­ba la capaci­dad de impro­visación y las tablas de Bue­na­fuente y Berto, dos tótems del humor patrio que rezu­man com­pli­ci­dad gra­cias a tan­tas y tan­tas horas de vue­lo con­jun­tas.

Des­de el primer momen­to, la apues­ta fun­cionó. Ambos cómi­cos demostraron que su mag­net­ismo no entiende de soportes y for­jaron ráp­i­da­mente una amplía base de oyentes cuya fidel­i­dad se ha con­ver­tido en una ben­di­ción para el espa­cio. De hecho, el pro­gra­ma fir­mó 578.000 oyentes en la 1º ola del EGM de 2020, su mejor dato des­de noviem­bre de 2017. Este hito supu­so una nue­va exhibi­ción del gran esta­do de for­ma que luce el for­ma­to, que regatea con risas y sur­re­al­is­mo al des­gaste que suele con­ll­e­var el paso del tiem­po.

Pero no solo de audi­en­cia lin­eal vive la radio. Además de los buenos resul­ta­dos que suele cosechar en el EGM, Nadie sabe nada se ha destapa­do como uno de los con­tenidos más escucha­do a través de las platafor­mas de pod­cast en España, lo que refuerza su posi­ción den­tro de la SER. Por si fuera poco, el pro­gra­ma tam­bién ha demostra­do capaci­dad de adaptación y durante el con­fi­namien­to ha sido capaz de no parar máquinas y rein­ven­tarse pese a las difi­cul­tades para seguir lle­van­do la risa a los hog­a­res.

Nadie sabe nada (o No todo el mun­do está al tan­to, según Miguel Mal­don­a­do) puso la primera piedra de un proyec­to que ha pasa­do a con­ver­tirse en san­to y seña de la emiso­ra de radio más escucha­da de España. La bue­na acogi­da que logró el espa­cio abrió la puer­ta a que la SER apos­tase por pro­gra­mas como La vida mod­er­na, El grupo, Si sí o si no o Come­dia per­pet­ua o Las noches de Orte­ga, afi­anzán­dose como el gran ref­er­ente radiofóni­co en tér­mi­nos humorís­ti­cos. Siete años después, nadie sigue sin saber nada pero no que­da ningu­na duda de que la radio es mejor con Bue­na­fuente y Berto impro­visan­do.

Seguire­mos Infor­man­do…

La entra­da ‘Nadie sabe nada’ cumple siete años con­ver­tido en el faro humorís­ti­co de la SER se pub­licó primero en PR Noti­cias.

Fuente