“Si recibes un email recla­man­do el pago de una mul­ta con el nom­bre de #DGT y sus logos #NoPiques es #Fal­so #Phish­ing”. Así alerta­ba en Twit­ter la Direc­ción Gen­er­al de Trá­fi­co (DGT) de una estafa tipo phish­ing que ha detec­ta­do durante los últi­mos días. Y añadía: “DGT no comu­ni­ca las san­ciones de esta for­ma ni usa tér­mi­nos como mul­tas de ‘trán­si­to’”.

Como se puede apre­ciar en la cap­tura de pan­talla facil­i­ta­da por la DGT, el correo elec­tróni­co deja varias pis­tas que nos pueden hac­er saltar las alar­mas: la primera y prin­ci­pal es que un organ­is­mo ofi­cial nun­ca te pedirá que pagues abrup­ta­mente una san­ción ni te comu­ni­cará de esta man­era ningu­na infor­ma­ción. Lo afir­ma, como decíamos, la propia DGT en su cuen­ta de Twit­ter.

Pero, además, el men­saje cuen­ta con otros aspec­tos deter­mi­nantes, como fal­tas de ortografía ‑ausen­cia total de tildes, fal­ta de cuida­dos en el esti­lo, uso injus­ti­fi­ca­do de mayús­cu­las…- y un enlace a una web poco ami­ga­ble, que obvi­a­mente no pertenece a la DGT.

En caso de pul­sar en el enlace podemos ser víc­ti­mas de una estafa: nue­stro dis­pos­i­ti­vo se podría infec­tar y dar acce­so a los ciberdelicuentes a nue­stros datos e infor­ma­ciones per­son­ales, des­de con­traseñas en redes sociales has­ta claves ban­car­ias.

Des­de la DGT insis­ten en que solo a través de la Direc­ción Elec­tróni­ca Vial (DEV) se reciben noti­fi­ca­ciones vía correo elec­tróni­co y en que, además, si se quiere usar este ser­vi­cio, el usuario debe solic­i­tar pre­vi­a­mente un cer­ti­fi­ca­do dig­i­tal ‑o usar el DNI elec­tróni­co-. Asimis­mo, ase­gu­ran que la DEV tam­poco enviaría nun­ca una mul­ta ni al telé­fono móvil ni al email, lim­itán­dose solo a noti­fi­car­la.

Fuente