Var­ios país­es ya han estable­ci­do recomen­da­ciones sobre la vida sex­u­al durante la cuar­ente­na por el coro­n­avirus. Ante esto inves­ti­gadores de la Uni­ver­si­dad de Har­vard realizaron un artícu­lo para la revista cien­tí­fi­ca ‘Annals of Inter­nal Med­i­cine’ en el que se plante­a­ban esce­nar­ios y las recomen­da­ciones respec­ti­vas como el uso de mas­car­il­las durante los encuen­tros sex­u­ales.

“Las per­sonas infec­tadas tienen el poten­cial de propa­gar secre­ciones res­pi­ra­to­rias sobre su piel y obje­tos per­son­ales, des­de los cuales el virus puede trans­mi­tirse a una pare­ja sex­u­al”, dicen los inves­ti­gadores.

En el doc­u­men­to se citan dos estu­dios real­iza­dos sobre el coro­n­avirus en el que en uno de ellos se deter­minó que el virus no se encon­tró en semen ni en las secre­ciones vagi­nales, mien­tras que el otro detec­tó el virus por reac­ción en cade­na de la polimerasa en pacientes recu­per­a­dos. Sin embar­go, se acon­se­ja que has­ta que no haya infor­ma­ción sobre la trans­misión sex­u­al del coro­n­avirus, con­sid­er­ar el semen y la ori­na como poten­cial­mente infec­ciosos.

Sobre los esce­nar­ios que se pueden dar en caso de ten­er sexo con las que no se está en cuar­ente­na, los inves­ti­gadores recomien­dan el uso de mas­car­il­la en todo momen­to, evi­tar besos y com­por­tamien­tos sex­u­ales con ries­gos de trans­misión fecal y oral o que impliquen semen u ori­na.

Otra de las recomen­da­ciones que se dan están:

  • Min­i­mizar el número de pare­jas sex­u­ales.
  • Evi­tar ten­er rela­ciones con per­sonas con sín­tomas de COVID-19.
  • Ducharse antes y después de las rela­ciones sex­u­ales.
  • Desin­fec­tar los espa­cios con alco­hol o jabón.

En el caso de per­sonas que estén com­par­tien­do la cuar­ente­na señalan que el ries­go es menor, pero que se puede ver incre­men­ta­do si ambos salen a exte­ri­ores. Sobre rela­ciones por medio de dis­pos­i­tivos vir­tuales se aler­ta que debe haber un con­sen­timien­to entre ambos y que se debe saber que hay algún peli­gro de algu­na cap­tura de pan­talla o de videos y expon­erse a una poten­cial extor­sión. En la mas­tur­bación y absti­nen­cia hay un ries­go bajo de expon­erse al virus. (I)

Fuente