Su larga his­to­ria, que se remon­ta a cuan­do el hom­bre se cans de ser nma­da y comenz a con­vivir con pjaros y cer­dos, es la de una con­stante lucha por la super­viven­cia


El cient­fi­co francs del siglo XIX Louis Pas­teur.

“Los vir­l­o­gos se con­tradi­cen entre s!”. Imposi­ble no haber ledo algo as en las redes en los lti­mos tres meses. No es cier­to, pero si hubiera un resquicio de ver­dad en ello sera com­pren­si­ble, porque el virus se ocul­ta. Su larga car­rera, que se remon­ta a cuan­do el hom­bre se cans de ser nma­da y comenz a con­vivir con pjaros y cer­dos, es una con­stante lucha por la super­viven­cia, siem­pre escon­di­do.
Cam­bia su for­ma y su piel (por as decir­lo) slo para com­plicar nues­tras vidas y huir de cualquier solu­cin defin­i­ti­va. Los efec­tos del virus en los humanos se definieron como “influen­za”, gripe, admi­tien­do que slo ocur­ran en cier­tas poca

Para seguir leyen­do, hazte Pre­mi­um

Ya eres Pre­mi­um? Ini­cia sesin

Men­su­al

des­pus 7,99 €

Anu­al

4 meses gratis

Gratis 1 año de Legál­i­tas Plus (val­o­rado en 240€)

Con­forme a los cri­te­rios de

The Trust Project

Saber más

Fuente