Mil­lones de europeos viv­en en país­es gob­er­na­dos por gob­ier­nos de coali­ción. Esto sucede en Ale­ma­nia, Fran­cia, Italia, Sue­cia, Fin­lan­dia, Norue­ga, Islandia, Bél­gi­ca, Holan­da y otros país­es europeos. Por primera vez des­de hace 80 años, el gob­ier­no español es un gob­ier­no de coali­ción.

Xavier Torrens. Profesor de Ciencia Política de la UB. Politólogo y sociólogo.


Los empre­sar­ios rep­re­sen­ta­dos por la CEOE y la Cepyme, jun­to con los sindi­catos de tra­ba­jadores de CCOO y UGT, han fir­ma­do el primer gran acuer­do de la nue­va leg­is­latu­ra del gob­ier­no de coali­ción de España en democ­ra­cia, entre PSOE y Unidas Podemos, pre­si­di­do por Pedro Sánchez. Eso que has­ta aho­ra era anor­mal en España es habit­u­al en Europa: la for­ma­ción de un gob­ier­no de coali­ción.

PRIMERA COALICIÓN
Ni después de las primeras elec­ciones libres de 1977 durante la tran­si­ción democráti­ca, ni después de la aprobación de la Con­sti­tu­ción de 1978, ni durante las primeras cua­tro décadas de democ­ra­cia, nun­ca se había lle­ga­do a for­mar un gob­ier­no de coali­ción en el Gob­ier­no de España. Nun­ca entre 1977 y 2019 había habido ningún tipo de gob­ier­no de coali­ción en el si del gob­ier­no español. En 40 años, en ningu­na leg­is­latu­ra se llegó a for­mar una coali­ción de par­tidos políti­cos difer­entes en el gob­ier­no cen­tral.
De hecho, inclu­so en las elec­ciones gen­erales el 28 de abril de 2019 hubo cin­co meses infruc­tífer­os en nego­cia­ciones para for­mar gob­ier­no y se con­vo­caron nuevas elec­ciones. Fueron las segun­das elec­ciones en el Par­la­men­to español en un mis­mo año, porque todos fueron inca­paces de crear una coali­ción de gob­ier­no. Arit­méti­ca­mente, el gob­ier­no podía sur­gir de una coali­ción en cin­co esce­nar­ios políti­cos difer­entes: PSOE-PP (coali­ción con may­oría), PSOE-Cs (may­oría), PSOE-PP-Cs (may­oría), PSOE-Cs-Unidas Podemos (may­oría) o PSOE- Unidas Podemos (coali­ción en minoría). Pero no fue posi­ble.

HABITUAL EN EUROPA
La fal­ta de capaci­dad y la fal­ta de habil­i­dad de con­for­mar una coali­ción de gob­ier­no con­du­jo a que se cel­e­brasen las cuar­tas elec­ciones gen­erales en solo cua­tro años: comi­cios del 20 de diciem­bre de 205, 26 de junio de 2016, 28 de abril de 2019 y 10 de noviem­bre de 2019. Fueron estos los últi­mos comi­cios del 10‑N de 2019 los que dieron lugar al nacimien­to en el Gob­ier­no de España de la primera coali­ción de gob­ier­no, el 13 de enero de 2020. Ha tar­da­do demasi­a­do en el Gob­ier­no de España la for­ma­ción de un gob­ier­no de coali­ción. En cam­bio, esto es habit­u­al en Europa, donde la ciu­dadanía euro­pea está acos­tum­bra­da al diál­o­go, las nego­cia­ciones, los pactos y los gob­ier­nos de coali­ción como vec­tores de la cul­tura políti­ca democráti­ca.

Ha tardado demasiado en el Gobierno de España la formación de un gobierno de coalición. En cambio, esto es habitual en Europa, donde la ciudadanía europea está acostumbrada al diálogo, las negociaciones, los pactos y los gobiernos de coalición como vectores de la cultura política democrática.

IZQUIERDA Y DERECHA
El primer gob­ier­no de coali­ción de la democ­ra­cia en cua­tro dece­nios es un ejec­u­ti­vo que, con las evi­dentes dis­tan­cias históri­c­as, tiene seme­jan­zas par­tidis­tas con los gob­ier­nos de Fran­cis­co Largo Caballero y de Juan Negrín, si nos fijamos en el apoyo de los par­tidos políti­cos. El 3º, 4º, 5º y 6º gob­ier­nos democráti­cos durante la Guer­ra Civ­il españo­la, que fueron el 23º, 24º y 25º gob­ier­nos de España durante la II Repúbli­ca, entre otros par­tidos, tenían min­istros del Par­tido Social­ista Obrero Español (POSE), el Par­tido Comu­nista de España (PCE), Esquer­ra Repub­li­cana de Catalun­ya (ERC) y del Par­tido Nacional­ista Vas­co (PNV). Curiosa­mente, el primer gob­ier­no de coali­ción de la democ­ra­cia españo­la en el siglo XXI está for­ma­do por el PSOE y Unidas Podemos, con el apoyo de PNB (afir­ma­ti­vo) y ERC (abs­ten­ción) en la investidu­ra del pres­i­dente Pedro Sánchez.
Pero lle­gará el día en que en España habrá coa­li­ciones de todo tipo, gob­ier­nos de izquier­da y de derecha, homologán­donos a Europa. Porque en Europa las coa­li­ciones de gob­ier­no se hacen en la izquier­da (Fin­lan­dia), en la derecha (Norue­ga) y con una mix­tu­ra mul­ti­col­or de derecha e izquier­da, como en Ale­ma­nia (coali­ción de democ­rat­acris­tianos y socialdemócratas) o Aus­tria (coali­ción entre con­ser­vadores y verdes).

EN MAYORÍA Y MINORÍA
Obser­van­do los 27 esta­dos miem­bros de la Unión Euro­pea encon­tramos gob­ier­nos de coali­ción que gob­ier­nan con una may­oría par­la­men­taria, como en Ale­ma­nia, Italia, Fran­cia, Aus­tria o Holan­da. Tam­bién encon­tramos gob­ier­nos de coali­ción que gob­ier­nan con una minoría par­la­men­taria, donde se encuen­tra España, además de país­es europeos como Sue­cia, Bél­gi­ca, Eslove­nia, Repúbli­ca Checa o Norue­ga.
Inclu­so en Europa hay gob­ier­nos en soli­tario y en minoría que gob­ier­nan gra­cias al apoyo exter­no de una alian­za par­la­men­taria con otros par­tidos políti­co. El caso más cono­ci­do es el gob­ier­no de Por­tu­gal, donde el Par­tido Social­ista pre­sidió el gob­ier­no en soli­tario en una leg­is­latu­ra muy estable entre 2015 y 2019, con acuer­do par­la­men­tario con el Par­tido Comu­nista, el Bloque de Izquier­das y los Verdes.

Esta es la virtud de los grandes pactos: dialogar y negociar. Así nació “The Swedish Model”. El modelo sueco nació en 1938 con el acuerdo Saltsjöbaden, que creó una cultura del pacto, la negociación, la cooperación y la responsabilidad mutua entre Gobierno, sindicatos y empresarios.

NUEVO CLIMA SOCIAL
Jus­ta­mente Por­tu­gal, con gob­ier­no de cen­troizquier­da y con apoyo par­la­men­tario de izquier­das, ha reduci­do el déficit, ha baja­do las desigual­dades sociales, ha dis­minui­do el paro y ha reba­ja­do la deu­da públi­ca, como reconoce el Fon­do Mon­e­tario Inter­na­cional.
Resul­ta claro que los gob­ier­nos de coali­ción no son un prob­le­ma en si mis­mos. Más bien, el prob­le­ma es la fal­ta de una cul­tura políti­ca en el sis­tema depar­tidos español que facilite la creación de coa­li­ciones de gob­ier­no. Y este déficit cul­tur­al de la democ­ra­cia españo­la puede empezar a enmen­darse a par­tir del primer gob­ier­no de coali­ción de la democ­ra­cia españo­la entre PSOE y Unidas Podemos, con el apoyo par­la­men­tario de ERC y PNV, entre otras for­ma­ciones políti­cas.
Así parece que lo han enten­di­do los agentes sociales. La patronal y los sindi­catos han empren­di­do un nue­vo cli­ma social con el primer gran acuer­do de la leg­is­latu­ra: la subi­da del salario mín­i­mo a 950 euros. Es un pacto con un resul­ta­do entreme­dio después de una nego­ciación donde los empre­sar­ios querían dejar­lo en 900 euros y los sindi­catos subir­lo a 1.000 euros. Esta es la vir­tud de los grandes pactos: dialog­ar y nego­ciar. Así nació The Swedish Mod­el. El mod­e­lo sue­co nació en 1938 con el acuer­do Salt­sjöbaden, que creó una cul­tura del pacto, la nego­ciación, la coop­eración y la respon­s­abil­i­dad mutua entre Gob­ier­no, sindi­catos y empre­sar­ios.

Fuente