Berlín —

Ale­ma­nia aumen­tó el número de tests de COVID-19 a 500 000 por sem­ana, en una estrate­gia de detec­ción pre­coz que ayu­da en parte a man­ten­er rel­a­ti­va­mente baja la cifra de muer­tos, declaró este jueves el viról­o­go Chris­t­ian Drosten, direc­tor de un hos­pi­tal de Berlín.

“La razón por la cual Ale­ma­nia cuen­ta con tan pocos dece­sos con respec­to al número de per­sonas infec­tadas puede expli­carse por el hecho de que hace­mos muchos diag­nós­ti­cos en lab­o­ra­to­rio”, explicó en una con­fer­en­cia de pren­sa Chris­t­ian Drosten, direc­tor del hos­pi­tal de Cari­dad de Berlín.

“Efec­tu­amos medio mil­lón de tests por sem­ana en Ale­ma­nia”, pre­cisó.

Ale­ma­nia, que se ve fuerte­mente gol­pea­da por la epi­demia del nue­vo coro­n­avirus con 36.508 casos declar­a­dos actual­mente, solo cuen­ta con 198 muer­tos por la enfer­medad.

El país tiene de hecho una de las tasas de mor­tal­i­dad del covid-19 más baja del mun­do, con 0,5%, mien­tras que España lle­ga por ejem­p­lo al 7%. (I)

Fuente