En los últi­mos años hemos vis­to cómo la autonomía de los móviles, inclu­so de los más baratos, ha cre­ci­do expo­nen­cial­mente, y algo pare­ci­do ha ocur­ri­do con la veloci­dad de car­ga, que tam­bién ha aumen­ta­do de for­ma notable.

Casi todos los telé­fonos hoy en día dispo­nen de car­ga ráp­i­da. Se con­sid­era car­ga ráp­i­da a cualquier car­ga por enci­ma de los 5V y los 2 ampe­rios (o por enci­ma de los 10W). En las gamas más económi­cas no cues­ta encon­trar car­gas ráp­i­das de 15W o 18W, mien­tras que las may­ores veloci­dades son para las gamas altas.

Los usuar­ios val­o­ran mucho que el dis­pos­i­ti­vo dispon­ga de car­ga ráp­i­da, puesto que esto sig­nifi­ca que nece­si­ta menos tiem­po para com­ple­tar la batería.

¿En qué consiste la carga rápida?

Los car­gadores y smart­phones tradi­cionales uti­lizan un volta­je de 5V y una inten­si­dad de entre 1 y 2 ampe­rios para car­gar las baterías. En los sis­temas de car­ga ráp­i­da, el volta­je que deben sopor­tar es mucho más ele­va­do, var­ian­do entre los 5, 7, 9 y 12V y entre 2 y 4 ampe­rios.

La car­ga de la batería no es lin­eal, sino que uti­liza su máx­i­ma poten­cia cuan­do la batería está en nive­les muy bajos para restable­cer la autonomía en el menor tiem­po posi­ble, para luego ir reducien­do pro­gre­si­va­mente esa poten­cia de car­ga a medi­da que se acer­ca a la car­ga com­ple­ta.

Un smart­phone con tec­nología de car­ga ráp­i­da puede recu­per­ar en torno a un 60% de su capaci­dad de car­ga en los primeros 30 min­u­tos mien­tras que, para el resto de la car­ga, puede alargarse has­ta una hora.

¿La car­ga ráp­i­da degra­da la batería de mi móvil? No, o al menos esa degradación no se difer­en­cia a la que sufriría la batería de cualquier otro dis­pos­i­ti­vo que no ten­ga car­ga ráp­i­da. El secre­to para con­seguir man­ten­er pro­te­gi­da la batería durante la car­ga ráp­i­da del dis­pos­i­ti­vo lo encon­tramos pre­cisa­mente en el hecho de que la car­ga de la batería no sea lin­eal.

¿Quiénes son los más rápidos?

La car­rera por con­seguir la batería que se car­ga más rápi­do parece estar dom­i­na­da por las mar­cas chi­nas y has­ta aho­ra Oppo está a la cabeza con el sis­tema de car­ga ráp­i­da de 65W de su Reno Ace, que alcan­za el 100% de los 4.000 mAh en 29 min­u­tos.

Sin embar­go, es posi­ble que el récord se lo arrebate pron­to un ter­mi­nal de Nubia que ron­daría la car­ga ráp­i­da de 80W, según una foto com­par­ti­da por el pres­i­dente de la com­pañía, Ni Fei. Aunque la mar­ca no ha desve­la­do de qué mod­e­lo se tra­ta, los rumores apun­tan a que podría ser el Nubia Red Mag­ic 5G. En la foto, el ter­mi­nal tiene un 8% de batería en ese momen­to y se está car­gan­do a 8,4 voltios y 9,6 ampe­rios aprox­i­mada­mente.

Por últi­mo, las car­gas ultra ráp­i­das. Primero fue Xiao­mi, que el año pasa­do mostra­ba en fun­cionamien­to su car­ga de 100W, que per­mitía car­gar un móvil al 100% en solo 17 min­u­tos. Aunque la com­pañía ha dicho recien­te­mente que su car­ga ultra ráp­i­da ten­drá que esper­ar porque, según los estu­dios pre­lim­inares, una batería com­pat­i­ble con la car­ga de 100W tiene una capaci­dad de alrede­dor del 20% menos que la de una batería tradi­cional.

Y poco después Vivo mostra­ba un ade­lan­to en su per­fil de Wei­bo de un sis­tema de car­ga ráp­i­da que lle­ga­ba a los 120W y podía car­gar una batería de 4.000 mAh de 0 al 50% en cin­co min­u­tos para lle­gar al 100% en 13 min­u­tos.

Fuente