Pekín —

Autori­dades de Pekín dijeron el viernes que la cap­i­tal chi­na se autoim­pon­drá una cuar­ente­na de 14 días para todos los que regre­sen a la ciu­dad y cas­ti­gará a los que se nieguen a seguir las reglas ofi­ciales para con­tener el brote de coro­n­avirus.

Las autori­dades chi­nas han tenido prob­le­mas para con­tener la propa­gación del coro­n­avirus, que ha acaba­do con la vida de más de 120 per­sonas en el ter­ri­to­rio con­ti­nen­tal.

El per­iódi­co con respal­do estatal Bei­jng Dai­ly citó un avi­so del grupo de tra­ba­jo para la pre­ven­ción del virus en Pekín que indicó: “De aho­ra en ade­lante, todos los que regre­sen a Pekín deberán quedarse en casa o repor­tarse a un grupo de obser­vación por 14 días tras lle­gar”.

Asimis­mo, agregó que “los que rehúsen acep­tar quedarse en casa o una obser­vación cen­tral­iza­da y otras medi­das de pre­ven­ción y con­trol serán con­sid­er­a­dos respon­s­ables bajo la ley”.

Todos los que regre­sen a Pekín deberán entre­gar por ade­lan­ta­do a su comu­nidad sus planes de via­je, indicó el avi­so. (I)

Fuente