El Pres­i­dente Andrés Manuel López Obrador ase­guró que no habrá influyen­tismo, ni se ben­e­fi­cia­rá a ningún empre­sario de los que asistieron a la cena para la ven­ta de bole­tos de la rifa del avión pres­i­den­cial.

No obstante, el Man­datario rec­hazó trans­parentar la lista de asis­tentes por razones de “con­fi­den­cial­i­dad”.

“No vamos a dar­le ben­efi­cio a nadie fuera de la ley, no hay pref­er­en­cia, influyen­tismo o pago de favores. Ese es el prob­le­ma, nos con­fun­den, yo no soy Sali­nas, eso sí calien­ta”, ase­guró.

Durante su con­fer­en­cia mañan­era, el Pres­i­dente López Obrador dijo que no hará públi­co quienes asistieron a la cena el pasa­do miér­coles, porque así lo solic­i­taron los empre­sar­ios.

Señaló que es un exce­so de sus “mal­que­ri­entes” el señalar que extor­sionó a los empre­sar­ios del país. “Se acuer­dan del pase de charo­la. El pase de charo­la fue decir­les aporten para la cam­paña del PRI. Esto es de bue­na fe, no es oblig­a­to­ria, es vol­un­tario”, reit­eró.

OA

Fuente