Nue­va York (CNN Busi­ness) — Sam­sung ini­ció el martes su even­to “Galaxy Unpacked” en San Fran­cis­co con un ele­gante video pro­mo­cional que pre­sen­ta su nue­vo telé­fono inteligente ple­gable, el Galaxy Z Flip. Rebec­ca Hirst, direc­to­ra de mar­ket­ing de Sam­sung en el Reino Unido, subió al esce­nario para pro­mo­cionar el telé­fono como “algo que nun­ca antes se había exper­i­men­ta­do”.

Todo parecía ir muy bien mien­tras habla­ba sobre las especi­fi­ca­ciones y car­ac­terís­ti­cas del telé­fono. Pero luego vino el pre­cio: 1.380 dólares.

“Esa es una especie de respues­ta mix­ta”, dijo Hirst ante los aplau­sos dis­per­sos.

Sam­sung pre­sen­ta el S20 y el Z Flip 0:56

Ni siquiera fue el telé­fono inteligente más caro que Sam­sung pre­sen­tó ese día. La ver­sión de gama alta de su nue­vo telé­fono insignia, el Sam­sung Galaxy S20 Ultra, comien­za en 1.399 dólares. Si adquieres una ver­sión de 512 GB, el pre­cio sube has­ta 1.599,99 dólares.

El even­to de Sam­sung desta­ca la nue­va nor­mal­i­dad para la indus­tria de los telé­fonos inteligentes. En 2017, Apple con­mo­cionó al mun­do al cobrar 999 dólares por el iPhone X. Muchos pun­tos de ven­ta cues­tionaron si los con­sum­i­dores pagarían tan­to por un telé­fono. Aho­ra, mien­tras Apple y Sam­sung com­piten por el mer­ca­do de gama alta, hay un número cre­ciente de telé­fonos inteligentes que cues­tan más de 1.000 dólares.

Dos de los telé­fonos inteligentes más nuevos de Apple, el iPhone 11 Pro y 11 Pro Max, comien­zan en 999 y 1099 dólares, respec­ti­va­mente. Este últi­mo puede costar has­ta 1.449 dólares. Y no puedes obten­er ninguno de los telé­fonos más nuevos de Sam­sung por menos de ese pre­cio impens­able de 999 dólares.

Inclu­so Motoro­la está cobran­do 1.500 dólares por su nue­va ver­sión de su telé­fono inteligente ple­gable Razr que viene con una pan­talla de plás­ti­co, una batería pequeña y una cámara bas­tante nor­mal para los están­dares actuales. Pero eso no impidió que los clientes entu­si­as­tas (y tal vez nos­tál­gi­cos) se alin­ear­an. Motoro­la tuvo que ade­lan­tar la fecha de lan­za­mien­to del nue­vo Razr debido a la alta deman­da.

Al con­trario de lo que algunos pudieron haber asum­i­do hace dos años, los usuar­ios de telé­fonos inteligentes pare­cen más que dis­puestos a desem­bol­sar cua­tro cifras sobre lo que bien podrían con­sid­er­arse pro­duc­tos de lujo.

“La pref­er­en­cia del con­sum­i­dor ha ido hacia una gama más alta en gen­er­al”, dijo Mau­rice Klaehne, anal­ista de Coun­ter­point Research, a CNN Busi­ness.

Sam­sung supera sus pronós­ti­cos en celu­lares 5G 0:32

Klaehne dice que los altos pre­cios de los dis­pos­i­tivos recientes están deter­mi­na­dos en parte por el hecho de que los clientes mantienen sus telé­fonos inteligentes durante meses, o inclu­so años, más de lo que solían antes de actu­alizar.

“Apple y Sam­sung, en par­tic­u­lar, esta­ban vien­do un pico en el mer­ca­do en tér­mi­nos de cuán­tos telé­fonos se com­pran año tras año”, dijo. “Entonces están bus­can­do for­mas de max­i­mizar sus ganan­cias”.

Las tec­nologías más nuevas, como las pan­tallas ple­gables y 5G, ambas de las cuales Sam­sung se apoya fuerte­mente en su últi­ma línea, tam­bién hacen que sea más fácil jus­ti­ficar la car­ga, al menos por aho­ra, dijo Klaehne.

Sam­sung cuen­ta con su ven­ta­ja ini­cial en 5G, la tec­nología móvil de próx­i­ma gen­eración que per­mite a los usuar­ios descar­gar una pelícu­la en segun­dos para atraer clientes. Con la nue­va serie Galaxy S20, la com­pañía aho­ra tiene ocho telé­fonos con capaci­dad 5G en el mer­ca­do. Los Galaxy S20 + y S20 Ultra inclu­so están equipa­dos con una onda mil­imétri­ca 5G de may­or ancho de ban­da, lo que requiere que ten­gan una ante­na adi­cional que aumente aún más el cos­to de fab­ri­cación. (No se espera que el primer iPhone 5G de Apple sal­ga sino has­ta más ade­lante este año).

Pero a medi­da que estas nuevas tec­nologías se vuel­van más comunes, el cos­to podría even­tual­mente dis­minuir.

De hecho, a pesar de lo caro que puede ser el Galaxy Z Flip, en real­i­dad comen­zó un 30% más bara­to que el Galaxy Fold de 1,980 dólares del año pasa­do, la primera incur­sión de Sam­sung en telé­fonos inteligentes ple­gables que se retrasó durante meses debido a pan­tallas defec­tu­osas.

Fuente