Hoy, 14 de enero de 2020, Microsoft está ofi­cial­mente dejan­do de ofre­cer soporte para Win­dows 7. ¿Cuál es tu plan?

Tal como lo había anun­ci­a­do Microsoft en enero del 2019, has­ta hoy la com­pañía brindará soporte para Win­dows 7, un sis­tema oper­a­ti­vo (SO) muy pop­u­lar que fue bien recibido por los usuar­ios a par­tir de su inclusión por primera vez en octubre de 2009. Este SO vendió más de 630 mil­lones de licen­cias e intro­du­jo una serie de mejo­ras, además de una nue­va apari­en­cia. Sin embar­go, luego de más de 10 años de soporte, Microsoft está reti­ran­do ofi­cial­mente el sis­tema oper­a­ti­vo al finalizar hoy su Soporte Exten­di­do.

Pero, si ten­emos en cuen­ta que en diciem­bre de 2019 Win­dows 7 todavía tenía más del 26% de la par­tic­i­pación en el mer­ca­do de Win­dows —cifra que incluye a mil­lones de usuar­ios domés­ti­cos–, ¿qué sig­nifi­ca el final de la vida útil de Win­dows 7 para todas aque­l­las per­sonas que aún eje­cu­tan el sis­tema oper­a­ti­vo?

Puedes convertirte en un blanco fácil

El prin­ci­pal sig­nifi­ca­do es que tu com­puta­do­ra será más vul­ner­a­ble. Microsoft ya no ofre­cerá soporte para Win­dows 7, lo que sig­nifi­ca que ya no recibirá actu­al­iza­ciones de seguri­dad, ni asis­ten­cia téc­ni­ca del ser­vi­cio al cliente de Microsoft. Si bien Microsoft no impedirá usar Win­dows 7 y podrás seguir nave­gan­do en Inter­net y acced­er a tu correo elec­tróni­co, de algu­na man­era habrás elegi­do hac­er­lo bajo tu pro­pio ries­go.

Podrás argu­men­tar que usas la últi­ma ver­sión de una solu­ción de seguri­dad con­fi­able. Y si bien elo­giamos tus hábitos de ciberse­guri­dad, desafor­tu­nada­mente, esto no será de ayu­da si actores mali­ciosos encuen­tran una nue­va vul­ner­a­bil­i­dad en el sis­tema oper­a­ti­vo. En caso de que des­cubran y logren explotar un agu­jero de seguri­dad podrán insta­lar todo tipo de mal­ware en máquinas sus­cep­ti­bles, cau­san­do estra­gos y poten­cial­mente cau­san­do daños insu­per­a­bles.

A lo que te estás exponiendo

Según los están­dares de la tec­nología, tu máquina está cor­rien­do sobre un sis­tema oper­a­ti­vo antic­ua­do que, sal­vo cir­cun­stan­cias espe­ciales, no será parc­hea­do en el futuro y será igno­ra­do por Microsoft (pien­sa en la vul­ner­a­bil­i­dad Blue­Keep, en Win­dows XP y en Win­dows Serv­er 2003). El soft­ware que se eje­cu­tará en él puede recibir actu­al­iza­ciones has­ta que el desar­rol­lador deci­da lo con­trario, por lo que aún puede fun­cionar.

En cuan­to al sis­tema oper­a­ti­vo en sí, aho­ra se ha vuel­to más sus­cep­ti­ble a diver­sas for­mas de mal­ware y otras ame­nazas. Entre los ejem­p­los de códi­gos mali­ciosos que pueden com­pro­m­e­ter las com­puta­do­ras sin parch­es se incluyen ame­nazas como el ran­somware, por nom­brar algu­nas. Las com­puta­do­ras con sis­temas oper­a­tivos sin parch­es no tienen por qué ser afec­tadas, pero son obje­tivos más fáciles.

Quizás te interese: Seguri­dad y pri­vaci­dad en Win­dows 10: un análi­sis en pro­fun­di­dad

Opciones a considerar al actualizar

Entonces, ¿cuáles son tus opciones? En pocas pal­abras, quizás quieras con­sid­er­ar la actu­al­ización del sis­tema. Para ello deberás asumir los gas­tos de la actu­al­ización, pero esto quizás pue­da sal­varte de un may­or cos­to en caso de ser víc­ti­ma de un ataque.

De hecho, si estabas pen­san­do en cam­biar a otro sis­tema, no hay mejor opor­tu­nidad que aho­ra. Tienes varias opciones para ele­gir. Puedes optar por Lin­ux, que ofrece una serie de dis­tribu­ciones (el nom­bre de los sis­temas oper­a­tivos Lin­ux) como Ubun­tu, Ele­men­taryOS, o tam­bién puedes echar un vis­ta­zo a algu­nas de las dis­tribu­ciones que recomen­damos en uno de nue­stros artícu­los.

Si tienes una veta más cre­ati­va y real­mente no quieres pro­fun­dizar en la con­fig­u­ración de tu sis­tema, puedes con­sid­er­ar com­prar una máquina macOS. Si eres una per­sona mul­ti­facéti­ca, entonces actu­alizar a Win­dows 10 sería el camino a seguir.

Desafor­tu­nada­mente, si está leyen­do este artícu­lo aho­ra, se ha per­di­do la opor­tu­nidad de actu­alizar a Win­dows 10 de for­ma gra­tui­ta. Si desea actu­alizar su antigua com­puta­do­ra a Win­dows 10 acon­se­jamos con­sul­tar las recomen­da­ciones de Microsoft sobre el tema. Como puedes ver, hay innu­mer­ables opciones disponibles para ele­gir, solo tienes que ele­gir una que se adapte mejor a tus necesi­dades.

Conclusión

Dejar atrás un sis­tema oper­a­ti­vo de una déca­da de antigüedad y que aho­ra ya no tiene más soporte, tan solo es el primer paso en la direc­ción cor­rec­ta. Si bien aho­ra estás cor­rien­do en un sis­tema oper­a­ti­vo com­pat­i­ble, aún tienes que estar al pen­di­ente de var­ios aspec­tos rela­ciona­dos con la ciberse­guri­dad. En este sen­ti­do, nun­ca subes­times la insta­lación de parch­es en tu sis­tema: podría sal­varte de ame­nazas como el infame Wan­naCryp­tor, tam­bién cono­ci­do como Wan­naCry. Por últi­mo, pero no menos impor­tante: siem­pre cuen­ta con una solu­ción de seguri­dad acred­i­ta­da insta­l­a­da en tu máquina que pue­da recor­rer un largo camino para ase­gu­rar su exis­ten­cia en el mun­do cibernéti­co.