La multi­na­cional esta­dounidense Google anun­ció este martes que planea elim­i­nar de su nave­g­ador de inter­net Chrome las ‘gal­letas’ o cook­ies de ter­ceros en dos años, fijan­do así por primera vez una fecha límite para equiparar­lo en pri­vaci­dad a com­peti­dores como Fire­fox o Safari.

Las ‘gal­letas’ de ter­ceros son las envi­adas al orde­nador, móvil u otro dis­pos­i­ti­vo conec­ta­do a inter­net por parte de un ter­cer dominio, es decir, ajeno a la pági­na que se está vis­i­tan­do, y son usadas habit­ual­mente para “ras­trear” los hábitos del usuario en inter­net y ofre­cer­le pub­li­ci­dad per­son­al­iza­da.

En este sen­ti­do, cabe difer­en­cia­r­las de las ‘gal­letas’ orig­i­nales o de primeros, envi­adas al sis­tema por el dominio que se está vis­i­tan­do para agilizar y facil­i­tar la nave­gación y futuras vis­i­tas medi­ante, por ejem­p­lo, el recuer­do de nom­bres de usuario y con­traseñas o de pref­er­en­cias de nave­gación.

Con el anun­cio, Chrome, el nave­g­ador más usa­do en el mun­do con una cuo­ta de mer­ca­do en torno al 64%, según Stat­counter, pasará a difi­cul­tar enorme­mente la tarea de las fir­mas de pub­li­ci­dad en inter­net, que usan estas ‘gal­letas’ para vender a los anun­ciantes espa­cios dig­i­tales de difusión ajus­ta­dos al públi­co al que se diri­gen.

“Nue­stro obje­ti­vo es hac­er de la red un sitio más pri­va­do y seguro para los inter­nau­tas”

Nue­stro obje­ti­vo es hac­er de la red un sitio más pri­va­do y seguro para los inter­nau­tas, a la par que damos apoyo a los anun­ciantes”, indicó al divul­gar la decisión el direc­tor de Inge­niería de Chrome, Justin Schuh.

Para mit­i­gar el gran impacto que el anun­cio de este martes pue­da ten­er en el mer­ca­do de la pub­li­ci­dad dig­i­tal ‑que es la prin­ci­pal fuente de ingre­sos de Google‑, la fir­ma de Moun­tain View (Cal­i­for­nia, EE.UU.) con­fía en su ini­cia­ti­va “pri­va­cy sand­box” (aren­era de pri­vaci­dad), todavía en desar­rol­lo.

Anun­ci­a­da a medi­a­dos del año pasa­do, “pri­va­cy sand­box” tiene como obje­ti­vo crear unos están­dares abier­tos que mejoren la pri­vaci­dad en la red, per­mi­tan a los inter­nau­tas no com­par­tir sus datos o activi­dades conec­ta­dos en la medi­da de lo posi­ble y, a la vez, sean útiles a los anun­ciantes para diri­girse a públi­cos especí­fi­cos.

Fuente