Como en todos los lugares, las bac­te­rias están pre­sentes tam­bién en aviones. En estos arte­fac­tos puede propa­garse inclu­so virus como sucedió en abril pasa­do con un pasajero que sal­ió de Méx­i­co a Nue­va Zelan­da, por­tan­do gripe porci­na. ¿En qué lugares de la nave hay may­or can­ti­dad de gérmenes?

“Algu­nas bac­te­rias que cau­san enfer­medades pueden per­du­rar en las cab­i­nas de los aviones durante días, inclu­so sem­anas”, recuer­da Muy Intere­sante, en base a infor­ma­ción de la Sociedad Amer­i­cana de Micro­bi­ología.

Exper­tos de esa enti­dad estu­di­aron dos patógenos pre­sentes en aviones, E. coli y Staphy­lo­coc­cus aureus, y des­cubrieron que dura­ban más tiem­po en el respal­do del asien­to y tam­bién en el reposabra­zos.

Otra inves­ti­gación real­iza­da en 2018 por Mar­ket­place y recogi­da por El Mun­do, coin­cidió en señalar a los asien­tos como los lugares donde más se reg­is­tran bac­te­rias. 

Tam­bién la ban­de­ja de la comi­da es la parte más sucia en un avión. En este artícu­lo se han encon­tra­do has­ta 14.000 bac­te­rias “con capaci­dad de pro­ducir colo­nias por cada cen­tímetro cuadra­do, mien­tras que en el botón de descar­ga del inodoro se encon­traron 1.700 unidades”, recogió BBC Mun­do.

En esta pub­li­cación tam­bién se indicó que otros de los sitios más sucios de una aeron­ave son la sal­i­da de aire en la parte supe­ri­or y las hebil­las del cin­turón de seguri­dad.

No olvide las male­tas. Aquí tam­bién se pro­pa­gan bac­te­rias. “La inves­ti­gación en nom­bre de la empre­sa Aqaint de desin­fec­tantes encon­tró que una male­ta es mane­ja­da por un prome­dio de cua­tro manip­u­ladores de equipa­je, dos taxis­tas, un portero de hotel y un miem­bro del per­son­al de la aerolínea”, añadió BBC Mun­do.

Calidad del aire que respiramos en los aviones

El capitán Rodol­fo Estrel­la, pilo­to com­er­cial, explicó en un artícu­lo pub­li­ca­do en octubre pasa­do, que en la aeron­ave el pasajero “puede sen­tir que el aire tiene un ambi­ente raro, a veces has­ta puede ten­er olor”. Él explicó que se debe a que el aire que proviene de los motores “pasa por fil­tros, reg­u­ladores, canales de cir­cu­lación, rejil­las, etcétera, donde recolec­ta impurezas propias del sis­tema”.

Sin embar­go, Estrel­la men­cionó que ese aire proviene de una “sec­ción limpia del motor”, por lo que descartó que haya peli­gro de con­t­a­m­i­nación.

Recomendaciones para evitar el contagio de bacterias en los aviones

Para las aerolíneas se sug­iere limpiar los aviones de man­era con­tin­ua y sobre todo las ban­de­jas de ali­men­tos después de cada vue­lo. 

Mien­tras, la prin­ci­pal recomen­dación para los pasajeros es limpiarse las manos antes de subir a la aeron­ave y sobre todo antes de ir al baño del avión. Además, evi­tar el via­je si tiene debil­i­ta­do el sis­tema inmunológi­co o si está con algu­na enfer­medad con­ta­giosa.

BBC Mun­do tam­bién sug­iere limpiar las mesas ple­gables de los asien­tos con toal­li­tas desin­fec­tantes. Además, tomar agua con­stan­te­mente, sobre todo si está embotel­la­da. (I)

Fuente