Un gran número de per­sonas está reci­bi­en­do aho­ra men­sajes de tex­to que fueron envi­a­dos durante San Valen­tín. En su día, ni el emisor ni el recep­tor se per­cataron de este error del que, por cier­to, se descono­cen las causas. Aho­ra, dece­nas de per­sonas han recibido men­sajes que no esper­a­ban.

Eso sí, de momen­to solo está afectan­do a los prin­ci­pales oper­adores de red móvil de Esta­dos Unidos, como T‑Mobile, Sprint, AT&T y Ver­i­zon, según pub­li­ca The Verge.

El error ha afec­ta­do tan­to a iPhone como a móviles con sis­tema Android. Por el momen­to, se desconoce cuál fue el moti­vo exac­to de este error, aunque un por­tavoz de Sprint ha dicho que una “actu­al­ización de man­ten­imien­to” ha podi­do ser la causa de que se estén reci­bi­en­do aho­ra los men­sajes.

“El asun­to se resolvió poco después de que ocur­ri­era”, ha dicho el por­tavoz. “Nos dis­cul­pamos por cualquier con­fusión que esto pue­da haber cau­sa­do”, ha aña­di­do.

Por su parte, T‑Mobile ha cul­pa­do del prob­le­ma a un “provee­dor exter­no”, aunque no ha aclara­do qué com­pañía era ni qué ser­vi­cio pro­por­ciona­ban. “Somos con­scientes de esto y está resuel­to”, ha dicho T‑Mobile.

Sin embar­go, los oper­adores hablan de por qué se están reci­bi­en­do aho­ra los men­sajes, pero ninguno expli­ca por qué no se enviaron cor­rec­ta­mente en su momen­to, durante el Día de San Valen­tín.

Indignación de los usuarios

Dece­nas de per­sonas han mostra­do su indi­gna­ciones en las redes sociales, ya que algunos han recibido o envi­a­do men­sajes que les han puesto en una situación com­pli­ca­da o incó­mo­da

Muchos usuar­ios reci­bieron este jueves a las 05:00 de la madru­ga­da los men­sajes de alguien que fal­l­e­ció recien­te­mente. “Fue un puñe­ta­zo en el estó­ma­go. Hon­es­ta­mente pen­sé que esta­ba soñan­do y por un segun­do pen­sé que ella todavía esta­ba aquí”, dijo uno de los afec­ta­dos en Twit­ter.

Otra per­sona ha dicho que un men­saje de tex­to que envió en febrero ha sido recibido aho­ra por alguien que ya no es su pare­ja. “El resul­ta­do fue mucha con­fusión”, ha dicho Jamie, otro de los usuar­ios afec­ta­dos.

Fuente