Los inver­sion­istas de Uber han esper­a­do pacien­te­mente un retorno de ganan­cias. Sin embar­go, a juz­gar por el últi­mo informe trimes­tral, ten­drán que esper­ar un poco más.

La app de trans­porte com­par­tido que se ha expandi­do al repar­to de comi­da a domi­cilio, ya lle­va 10 años en un cre­ciente mer­ca­do glob­al y sigue per­di­en­do dinero.

Aunque su clien­tela de base ha cre­ci­do y sus ingre­sos han mejo­ra­do, el bal­ance sigue sien­do neg­a­ti­vo.

Las últi­mas cifras desta­can que sus ingre­sos subieron casi 30% has­ta US$3,810 mil­lones pero sus pér­di­das netas están en casi US$1,200 mil­lones.

La empre­sa se car­ac­ter­i­za por per­mi­tir que pasajeros y con­duc­tores se cal­i­fiquen a sí mis­mos. ¿Qué cal­i­fi­cación recibiría Uber hoy?

¿Fin de los subsidios?

Hay que ten­er en cuen­ta que lo que hace Uber es proveer un soft­ware que elim­i­na inter­me­di­ar­ios.

No hay que lla­mar a un con­mu­ta­dor para que luego despache un taxi, se hace todo online. Esa tec­nología cor­ta los gas­tos mucho, pero no lo sufi­ciente.

La rev­olu­ción de Uber fue haber elim­i­na­do el inter­me­di­ario en el mun­do del taxi, lo que bajó los cos­tos del trans­porte. AFP

“A medi­da que pasa el tiem­po, esa tec­nología ha queda­do a dis­posi­ción de casi todos, incluyen­do las empre­sas de taxi y eso min­i­miza la ven­ta­ja de Uber”, le dijo a la BBC Adam Leshin­sky, autor de “Wild Ride: Inside Uber´s Quest for World Dom­i­na­tion” (“Via­je sal­va­je: la búsque­da de Uber por dom­i­nar el mun­do”).

“Lo que tiene Uber es un tamaño tremen­do y facil­i­dad de uso”, añadió.

Ese tamaño lo ha logra­do volvién­dose muy com­pet­i­ti­vo en los mer­ca­dos donde opera porque sub­sidia los via­jes. Pero, para Adam Leshin­sky eso tiene que acabar.

“La prin­ci­pal man­era que Uber y sus com­peti­dores como Lift podrían hac­er dinero es si su bru­tal com­pe­ten­cia en pre­cios ter­mi­na. Actual­mente sub­sid­i­an sus via­jes en muchos mer­ca­dos alrede­dor del mun­do y lo han esta­do hacien­do durante muchos años. Si sus pre­cios suben, ten­drían mejores per­spec­ti­vas de ganan­cia”, con­sid­era el autor.

Al mis­mo tiem­po, sin embar­go, si suben los pre­cios no gozaría de una base de clien­tela tan grande, pues ese es el fuerte que pre­sen­tan. Pero Leshin­sky con­sid­era que Uber ten­drá mucha difi­cul­tad para lograr ben­efi­cios en un futuro.

“Si lle­garan a reg­is­trar ganan­cias, eso ven­drá a cam­bio de crec­imien­to. Ya están tratan­do de recor­tar gas­tos en un esfuer­zo por lle­gar a ben­efi­cios. Cuan­to más recor­tan los gas­tos se hace más difí­cil desar­rol­lar el nego­cio. Los veo trasta­bil­lan­do así durante mucho tiem­po”.

Problemas laborales y competencia

Por otra parte, a la empre­sa se la ha crit­i­ca­do por el pago a los choferes y la relación con los emplea­d­os, si son, en efec­to, emplea­d­os o no.

Los con­duc­tores han protes­ta­do con­tra varias empre­sas de trans­porte com­par­tido. EFE

Eso ha sig­nifi­ca­do una lucha con­stante con los reg­u­ladores y leg­is­ladores. En Cal­i­for­nia, uno de los mer­ca­dos prin­ci­pales de Uber, apro­baron una ley que exige que trate a sus con­duc­tores como emplea­d­os.

Uber está luchan­do por con­seguir una exen­ción en ese aspec­to. “Si no lo logran y tienen que pagar a sus con­duc­tores como emplea­d­os de plan­ta o restringir las horas que tra­ba­jan será otra razón por la cual ten­drán difi­cul­tades para hac­er dinero”, explicó Adam Leshin­sky.

El otro desafío para la empre­sa, nat­u­ral­mente, es la com­pe­ten­cia.

“Siem­pre habrá alguien que llegue ofre­cien­do un mejor acuer­do, tan­to a los con­duc­tores como a los con­sum­i­dores, lo que reducirá tus ingre­sos en el mer­ca­do”, expresó a la BBC Peter Mori­ci, pro­fe­sor de economía de la Uni­ver­si­dad de Mary­land, en Esta­dos Unidos.

“Mi opinión es que será un espa­cio que por mucho tiem­po será muy difí­cil para hac­er dinero”.

Muchas otras com­pañías han entra­do en el mer­ca­do. AFP

En EE.UU. hay alter­na­ti­vas como Lyft, y en Europa Via, que se basa en var­ios pasajeros com­par­tien­do un mis­mo vehícu­lo.

“Con­trario a Uber, no se han ido por otros sec­tores como los vehícu­los autom­a­ti­za­dos, ni han inten­ta­do entrar en Améri­ca Lati­na”, señala Mori­ci.

Una con­sid­er­able fuente de prob­le­mas para Uber han sido sus otras cua­tro divi­siones que tam­bién están per­di­en­do dinero.

Por ejem­p­lo, Uber Eats ‑que despacha comi­das a domi­cilio- es la segun­da división más impor­tante de la empre­sa. Rep­re­sen­ta 17% de los ingre­sos reg­istró y un crec­imien­to de 64%, pero sus pér­di­das fueron 67% más altas que el año pasa­do.

El modelo Amazon

Para una empre­sa tec­nológ­i­ca que ha tenido tan­tos prob­le­mas alcan­zar un pun­to de ganan­cias la prome­sa del direc­tor ejec­u­ti­vo de Uber, Dara Khos­row­shahi, de que la com­pañía repor­taría ganan­cias para 2021 podría gener­ar dudas.

Pero otras empre­sas en el pasa­do invirtieron grandes sumas con el obje­ti­vo de lograr una com­pet­i­tivi­dad futu­ra.

Uno de los ejem­p­los obvios es Ama­zon, a la que le tomó muchísi­mo tiem­po reg­is­trar ganan­cias, aunque sus pér­di­das se debían a que invertía en la con­struc­ción de infraestruc­tura, como bode­gas de alma­ce­namien­to, y para sen­tar las bases de lo que sería una bar­rera impen­e­tra­ble en torno a la empre­sa.

En el caso de Uber, los exper­tos se pre­gun­tan si sus sub­sidios e inver­siones están cre­an­do una cre­ciente clien­tela leal y un sis­tema más fuerte nece­sar­ios para garan­ti­zar ganan­cias.

Tan­to el pro­fe­sor Peter Mori­ci como Adam Leshin­sky coin­ci­den en que más empre­sas entrarán en este mer­ca­do del trans­porte com­par­tido.

Leshin­sky, sin embar­go, vatic­i­na que todas se fusion­arán en un solo pro­duc­to.

“No se cuán­do ni cómo será, pero estoy bas­tante seguro de que así se verá en el futuro, y reire­mos de este perío­do inten­so y des­or­de­na­do en el que nos encon­tramos”.

***

Aho­ra puedes recibir noti­fi­ca­ciones de BBC Mun­do. Descar­ga la nue­va ver­sión de nues­tra app y actí­valas para no perderte nue­stro mejor con­tenido.

Fuente