AT&T se enfrenta a la disyun­ti­va de vender sus opera­ciones inalám­bri­c­as móviles y su nego­cio de SKY en Méx­i­co e inclu­so has­ta salir del país, a fin de dar­le liq­uidez a la com­pañía esta­dounidense que tiene una deu­da de 190 mil mil­lones de dólares. 

Recien­te­mente, el fon­do de inver­sión Elliott Man­age­ment —que tiene 1.1 por cien­to de las acciones de AT&T—  recomendó a la empre­sa tomar en cuen­ta esas opciones, dado que las opera­ciones inalám­bri­c­as de AT&T en Méx­i­co siguen sin ser renta­bles y están por deba­jo de las expec­ta­ti­vas 

Exper­tos de tele­co­mu­ni­ca­ciones con­sid­er­aron que parte de los prob­le­mas por los que atraviesa AT&T en Méx­i­co se deben a una mala admin­is­tración, así como una insu­fi­ciente ofer­ta com­er­cial y a la fal­ta de rig­or en la apli­cación de medi­das de pre­pon­der­an­cia a Améri­ca Móvil. 

Jorge Fer­nan­do Negrete, exper­to en tele­co­mu­ni­ca­ciones, recono­ció que la situación por la que atraviesa AT&T en Méx­i­co se debe a una mala admin­is­tración, pero espe­cial­mente a que no ha logra­do con­sol­i­dar un mod­e­lo de nego­cio que impulse a la empre­sa en el país, esto pese al despliegue de cober­tu­ra como inver­siones que ha hecho. 

“Sin duda el que haya tenido tres direc­tores en cin­co años no es un buen sín­toma, no ha tenido esta­bil­i­dad en el dis­eño del mod­e­lo de nego­cio. Es una empre­sa que no ha podi­do con­sol­i­dar una estrate­gia a medi­ano pla­zo por el cam­bio y la inesta­bil­i­dad de sus direc­tores”, explicó Negrete. 

Añadió que a los prob­le­mas geren­ciales, la empre­sa tiene difi­cul­tades para acer­carse a los usuar­ios. 

Para Jorge Bra­vo, direc­tor gen­er­al de Dig­i­tal Pol­i­cy & Law, uno de los errores que ha cometi­do AT&T en el país es el no pro­mover, como lo hace en Esta­dos Unidos, la com­pe­ten­cia con­ver­gente, es decir añadir ser­vi­cios como tele­visión de paga a través de Warn­er, lo que le ayu­daría a cap­tar más usuar­ios en Méx­i­co, ya que actual­mente sólo ofrece ser­vi­cios móviles. 

“AT&T ten­dría que pro­mover la com­pe­ten­cia que esté en todos los ser­vi­cios disponibles en todas las platafor­mas, que dé tele­visión en Méx­i­co, sólo tiene una operación móvil, no ofrece nada audio­vi­su­al rel­e­vante y tiene todo para hac­er­lo en Esta­dos Unidos y en Méx­i­co no nos quiere tratar como un mer­ca­do al mis­mo niv­el. Le fal­ta agre­sivi­dad com­er­cial para que sus ingre­sos se refle­jen en sus arcas”, comen­tó. 

Agregó que otro de los errores que comete AT&T en el país, es que todavía no ha enten­di­do al mer­ca­do mex­i­cano, además requiere acced­er al mer­ca­do de smart­phones. 

“(AT&T) no está anal­izan­do al mer­ca­do mex­i­cano, nece­si­ta exten­der su red y acced­er a usuar­ios de smart­phones”, dijo 

AT&T llegó a ‘tier­ra azteca’ en 2014 y des­de su entra­da al mer­ca­do nacional de tele­co­mu­ni­ca­ciones adquir­ió Iusa­cell y Unfeon por 2 mil 500 mil­lones de dólares, además de obten­er todos los suscrip­tores que tenían ambas com­pañías. 

A casi 5 años de operación en Méx­i­co sólo ha logra­do abonar 18 mil­lones de suscrip­tores, esto durante el segun­do trimestre de 2019, sin embar­go esta cifra es muy infe­ri­or frente a los 75 mil 994 mil­lones de suscrip­tores que reg­istró Améri­ca Móvil durante el mis­mo lap­so.

Medi­das asimétri­c­as fre­nan a AT&T 

Gon­za­lo Rojon, exper­to en tele­co­mu­ni­ca­ciones, ase­guró que parte del descal­abro de la empre­sa lid­er­a­da por Ran­dall Stephen­son se debe a la fal­ta de rig­or en la apli­cación de las medi­das asimétri­c­as al Agente Económi­co Pre­pon­der­ante (AEP) Améri­ca Móvil, fir­ma con­tro­la­da por Car­los Slim

“La empre­sa ahí va, lle­va 4 años en Méx­i­co. La empre­sa ha inver­tido, pero sí fal­ta mucho que la reg­u­lación les ayude, las supues­tas medi­das asimétri­c­as se hicieron para tratar de nive­lar ter­reno de juego para que todos los oper­adores estu­vier­an al mis­mo niv­el, clara­mente no se ha logra­do pues todavía ten­emos a un oper­ador con el 65 por cien­to en el mer­ca­do eso no es un can­cha de juego pare­ja”, comen­tó Rojon. 

Explicó que las medi­das asimétri­c­as imple­men­tadas hace casi cin­co años por el IFT no son efec­ti­vas porque no logran nive­lar la com­pe­ten­cia entre oper­adores, pues en el segun­do trimestre de este año se vio una recon­cen­tración de las líneas de Tel­cel. 

La par­tic­i­pación de mer­ca­do de AT&T en Méx­i­co al segun­do trimestre de este año osten­tó el 14.6 por cien­to, lo que sig­nificó un alza de sólo 5.9 pun­tos por­centuales den­tro de la indus­tria, en donde Améri­ca Móvil, empre­sa con­tro­la­da por Car­los Slim, con­cen­tra el 63.2 por cien­to de par­tic­i­pación. 

En 2018 las ven­tas de AT&T en Méx­i­co subieron 6.4 por cien­to, una desacel­eración respec­to al alza de 17.8 por cien­to reg­istra­do en 2017. 

Col­ga­dos

  • En 2015 la empre­sa esta­dounidense com­pró tres fir­mas mex­i­canas en tele­co­mu­ni­ca­ciones para lle­gar al mer­ca­do local. 
  • En noviem­bre de 2014, AT&T anun­ció la com­pra de Iusa­cel y Une­fón, por un mon­to de 2 mil 500 MDD. 
  • El IFT avaló la operación en diciem­bre de 2014. 
  • Para enero de 2015 AT&T anun­ció la com­pra de Nex­tel por un mon­to de mil 875 MDD. 
  • En abril del mis­mo año, el IFT avaló la com­pra suje­ta a una serie de condi­ciones de carác­ter pri­va­do. 
  • El impacto que tuvo dicha com­pra se obser­va en el vol­u­men de la inver­sión extran­jera direc­ta (IED) repor­ta­da al primer trimestre de 2015 por la Sec­re­taría de Economía (SE), la cual ascendió a 7,573 mil­lones de dólares. 

Fuente