Ha lle­ga­do el momen­to de decir­le adiós a iTunes, el repro­duc­tor de medios y tien­da de con­tenidos mul­ti­me­dia desar­rol­la­do por Apple para sus dis­pos­i­tivos móviles. Y es que a pesar de que en su momen­to iTunes fue un sis­tema rev­olu­cionario, la for­ma de con­sumir con­tenidos en el móvil ha muta­do y sus usuar­ios se han reduci­do sig­ni­fica­ti­va­mente.

Por esta razón, la nue­va actu­al­ización de macOS 10.15 Catali­na anun­ci­a­da esta sem­ana lle­ga con la gran novedad de liq­uidar iTunes. En su lugar, se pre­sen­tan apli­ca­ciones sep­a­radas de Apple TV, Músi­ca y Pod­casts, mien­tras que el resto de la fun­cional­i­dad reside en Find­er.





En su momen­to, iTunes hizo que las ven­tas de músi­ca en línea se gen­er­alizaran y mit­igó, así, el impacto de la piratería. Pero con el tiem­po, ser­vi­cios de suscrip­ción de músi­ca como Spo­ti­fy o Apple Music han suplan­ta­do en gran medi­da la fun­ción iTunes para acced­er a las can­ciones y álbumes.

Y aho­ra Apple aho­ra está dan­do a iTunes su últi­mo empu­jón hacia la tum­ba. Los suscrip­tores de Apple Music pueden com­pro­bar que aho­ra la tien­da de músi­ca ha queda­do ocul­ta en el Mac.

Apple deja de lado iTunes y apues­ta en su lugar por apli­ca­ciones sep­a­radas para músi­ca, video y otros ser­vi­cios. Para ello creará fun­ciones para tipos especí­fi­cos de medios y pro­moverá mejor sus ser­vi­cios de trans­misión de TV y músi­ca. Con esta estrate­gia, la com­pañía de la man­zana pre­tende tam­bién ayu­dar a com­pen­sar la desacel­eración de las ven­tas de los últi­mos iPhones.

iTunes nació como sis­tema para repro­ducir músi­ca en los dis­pos­i­tivos de Apple, espe­cial­mente en su repro­duc­tor de músi­ca iPod. Los usuar­ios conecta­ban el iPod al orde­nador y las can­ciones se sin­cronizaron automáti­ca­mente, algo que resulta­ba en su momen­to de una sim­pli­ci­dad inédi­ta.





Apple lanzó la iTunes Music Store en 2003, dos años después de su nacimien­to con el iPod. Con un pre­cio sim­bóli­co, muchos usuar­ios accedieron a com­prar músi­ca legal­mente en lugar de bus­car sitios incom­ple­tos para descar­gas pirateadas.

Pero con el tiem­po, el soft­ware de iTunes se expandió para incluir pod­casts, libros elec­tróni­cos, audi­oli­bros, pelícu­las y pro­gra­mas de tele­visión. En la era del iPhone, iTunes tam­bién hizo copias de seguri­dad y notas de voz sin­cronizadas. Sin embar­go, a medi­da que se iban amplian­do sus fun­ciones, su facil­i­dad de uso se fue per­di­en­do, y con ella, el encan­to que tenía para los usuar­ios.

Aho­ra Apple man­ten­drá el antiguo icono de iTunes para iden­ti­ficar la nue­va apli­cación de músi­ca de Mac. Allí se encon­trarán las can­ciones com­pradas pre­vi­a­mente en la tien­da de iTunes o extraí­das de CD, así como las esta­ciones de radio en línea gra­tu­itas de Apple y suscrip­ción de músi­ca de Apple.





Los suscrip­tores de Apple Music ya no verán la tien­da de músi­ca iTunes, a menos que la restau­ren en la con­fig­u­ración. Los no suscrip­tores verán la tien­da como una pes­taña, jun­to con muchas for­mas de suscribirse a Apple Music.

La tien­da de iTunes para pro­gra­mas de TV y pelícu­las seguirá tenien­do pro­tag­o­nis­mo, aunque aho­ra como parte de la apli­cación de TV. Los videos para com­prar o alquilar se com­bi­na­rán con otras pelícu­las y pro­gra­mas, inclu­idas ofer­tas exclu­si­vas a través de Apple TV Plus.





Fuente