Rep­re­sentación grá­fi­ca de Libra, la crip­tomone­da de Face­book.
Ger­alt / Pix­abay

El min­istro francés de Finan­zas, Bruno Le Maire, advir­tió este jueves de que la Unión Euro­pea (UE) no autor­izará la crip­tomone­da que quiere lan­zar Face­book porque cues­tiona la sober­anía mon­e­taria de los Esta­dos y entraña numerosos ries­gos, inclu­i­do uno sistémi­co, dada la enorme dimen­sión de esa red social.

“Esa pri­va­ti­zación even­tu­al de una mon­e­da plantea ries­gos de abu­so de posi­ción dom­i­nante, plantea ries­gos de sober­anía, plantea ries­gos para los con­sum­i­dores y para las empre­sas, y plantea un ries­go sistémi­co”, porque Face­book cuen­ta con 2.000 mil­lones de usuar­ios en el mun­do, señaló Le Maire en París.

El min­istro francés, que par­tic­i­pa­ba en la primera sesión de un foro sobre la tec­nología de blo­ques (blockchain) de la Orga­ni­zación para la Coop­eración y el Desar­rol­lo Económi­co (OCDE), dijo que si se mate­ri­alizara el proyec­to de libra, la sober­anía mon­e­taria de los Esta­dos quedaría en entredi­cho.

A su juicio, dada la poten­cia de Face­book, esa crip­tomone­da susti­tuiría a mon­edas débiles de país­es sober­a­nos, lo que “cues­tionaría la inde­pen­den­cia de los Esta­dos”.

Además, libra podría escapar a las obliga­ciones que impo­nen las autori­dades mon­e­tarias estatales para luchar con­tra el blan­queo de dinero o la finan­ciación del ter­ror­is­mo. “Lo digo con mucha clar­i­dad, en esas condi­ciones no podemos autor­izar el fun­cionamien­to de libra en el ter­ri­to­rio europeo”, sub­rayó.

Le Maire recordó que los min­istros de Finan­zas del Grupo de los Siete país­es más desar­rol­la­dos (G7) en la reunión en la que él hizo de anfitrión el pasa­do mes de julio en Chan­til­ly, al norte de París, mostraron “unán­ime­mente” su pre­ocu­pación por el proyec­to de Face­book. Pero reclamó una reac­ción del sis­tema ban­car­io.

A su pare­cer, Face­book se aprovecha del ele­va­do coste y lenti­tud de las transac­ciones financieras inter­na­cionales en la actu­al­i­dad. Por eso dijo que ha pedi­do a los ban­cos que hagan prop­ues­tas para mejo­rar el sis­tema de pagos inter­na­cionales y reducir sus coste. Tam­bién pro­pu­so que se pon­ga en mar­cha una reflex­ión inter­na­cional sobre la creación de “una mon­e­da dig­i­tal públi­ca”.

Con­tó que ha habla­do de esa cuestión con el pres­i­dente del Ban­co Cen­tral Europeo (BCE), Mario Draghi, y con la que será su suce­so­ra, Chris­tine Lagarde.
Le Maire quiere que la reflex­ión sobre una mon­e­da dig­i­tal públi­ca se lance en las reuniones min­is­te­ri­ales de octubre del Fon­do Mon­e­tario Inter­na­cional y del Ban­co Mundi­al en Wash­ing­ton y que en unos meses haya “proyec­tos con­cre­tos” para lo que cuen­ta con la colab­o­ración de la OCDE.

Fuente