Descrip­ción de los com­po­nentes de la cámara de un telé­fono móvil.
CLIPSET

Hac­er fotos es una de las fun­ciones bási­cas de cualquier móvil. Lo de menos es que nue­stro telé­fono haga lla­madas; lo que impor­ta es escribir men­sajes y hac­er fotos (o vídeos). Es decir, ali­men­tar nue­stro deseo de comu­ni­carnos en redes sociales y apli­ca­ciones de men­sajería.

Sí, nos apa­siona hac­er (y hac­er­nos) fotos. Un estu­dio de Domo cal­cu­la que, por ejem­p­lo, en Insta­gram se lle­gan a pub­licar 55.140 fotos cada min­u­to. De man­era que a la hora de com­prsar un smart­phone nos impor­ta la cal­ad de la cámara. Y así han lle­ga­do los móviles con una cámara delantera y dos traseras, luego tres, cua­tro… y hay un telé­fono con 7 cámaras traseras.

No sólo es el número de cámaras, sino tam­bién su cal­i­dad. En esa car­rera por aumen­tar el número de megapíx­e­les (MP) de res­olu­ción ya hemos super­a­do el cen­te­nar. Sí, una cámara de 100 MP. Pero, cabe pre­gun­tarse: ¿quién nece­si­ta en el móvil una cámara de 100 megapíx­e­les?

Sam­sung ha pre­sen­ta­do su nue­vo sen­sor de ima­gen ISOCELL Bright HMX para telé­fonos móviles, que ha desar­rol­la­do en colab­o­ración con Xiao­mi. Según sus expli­ca­ciones, se tra­ta de una cámara que alcan­za los 108 MP de res­olu­ción por primera vez en el mer­ca­do.

Este sen­sor aumen­ta la res­olu­ción máx­i­ma logra­da en un smart­phone de 64 a 108 megapíx­e­les, acer­cán­do­lo así a las cámaras DSLR. De este modo es capaz de hac­er imá­genes con una cal­i­dad de 12.032 x 9.024 píx­e­les. Asimis­mo, ISOCELL Bright HMX per­mite una grabación de vídeo sin pér­di­da de cal­i­dad con res­olu­ciones de has­ta 6K (6016 x 3384 píx­e­les) y 30 fotogra­mas por segun­do (fps).

Cuestión de ‘hardware’… y de ‘software’

Pero, como decíamos, ¿quién nece­si­ta 100 megapíx­e­les en la cámara del móvil? Segu­ra­mente nadie. Michael Kaschke, CEO de Zeiss (fab­ri­cante entre otras muchas cosas de equipos ópti­cos) ha sido inter­ro­ga­do al respec­to y su respues­ta es una especie de peti­ción de cor­du­ra.

En declara­ciones a Phon­eAre­na, Kaschke recuer­da que no todo es cuestión de hard­ware, sino tam­bién de soft­ware: “Las cámaras de los móviles han evolu­ciona­do a lo largo de los años y han cam­bi­a­do la for­ma en que hace­mos fotos, pero hay un límite en lo que puede lograr la cámara de un telé­fono. Es nece­sario mejo­rar el soft­ware y no tan­to el hard­ware, y para ello esta­mos desar­rol­lan­do soft­ware para la fotografía com­puta­cional”.

El CEO de Zeiss pone al Pix­el 3a como ejem­p­lo de móvil que hace unas mag­ní­fi­cas fotos. Y lo con­sigue sien­do un dis­pos­i­ti­vo de gama media. Es decir, que, según Kaschke, un smart­phone no nece­si­ta unos números apab­ul­lantes para sacar fotografías sobre­salientes.

64, 100 megapíx­e­les… según el respon­s­able de Zeiss, con 40 MP es más que sufi­ciente para lograr hac­er fotos de cal­i­dad con nue­stro telé­fono móvil.

Samsung lo fabrica, Xiaomi lo incorpora

Sam­sung, el fab­ri­cante de este nue­vo sen­sor de 108 MP, lo ha con­ta­do unos días más tarde que Xiao­mi, la empre­sa del móvil que lo va a incor­po­rar. La com­pañía chi­na lo hacía al pre­sen­tar su primer ter­mi­nal con un sen­sor de cámara de 64 megapíx­e­les (fab­ri­ca­do tam­bién por Sam­sung).

Esta cámara lle­ga en un dis­pos­i­ti­vo de su mar­ca Red­mi. Los nuevos sen­sores de 64MP Sam­sung, con una aper­tu­ra focal de 1/1,7 pul­gadas y con un 38 por cien­to más de res­olu­ción que las cámaras de 48MP, per­miten tam­bién un tamaño de píx­e­les grandes de 1,6 micrómet­ros, una fun­ción que per­mite el zoom sin perder cal­i­dad y com­bi­na cua­tro píx­e­les en uno para mejo­rar las imá­genes noc­tur­nas.

Fuente