Hay que evi­tar acud­ir a los hos­pi­tales en fines de sem­ana, fes­tivos, puentes y vaca­ciones de ver­a­no? Y hoy, fes­ti­vo nacional? Un tpi­co del sec­tor san­i­tario as lo afir­ma: la huel­la del lla­ma­do efec­to fin de sem­ana en los hos­pi­tales es notable en Google. Y tam­bin en la bib­li­ografa mdi­ca, con evi­den­cia cient­fi­ca al respec­to. Pero es un tab, del que no se habla, no se informa…y no se polem­iza, ni den­tro ni fuera del mbito san­i­tario.

Y no porque no sea un asun­to rel­e­vante: un reciente metaan­li­sis (snte­sis de resul­ta­dos) de 45 estu­dios real­iza­do en el Reino Unido mues­tra un aumen­to de la mor­tal­i­dad entre pacientes aten­di­dos en fin de sem­ana, inclu­so des­pus de ten­er en cuen­ta la gravedad de sus enfer­medades, si bien es cier­to que los autores sug­ieren que hace fal­ta ms inves­ti­gacin. Otro artcu­lo en EEUU aso­cia la atencin en fin de sem­ana y en vaca­ciones con un aumen­to de la mor­tal­i­dad: en este caso, el ries­go de mor­tal­i­dad fue un 19% ms alto en pacientes ingre­sa­dos en fin de sem­ana. Un estu­dio en Dina­mar­ca, con pacientes de urgen­cias, afir­ma que la tasa de mor­tal­i­dad a 30 das aument para los pacientes admi­ti­dos en las noches de los fines de sem­ana, indi­can­do que el efec­to era inde­pen­di­ente de los cam­bios en la gravedad de la enfer­medad.

As que, en estos das de mar y mon­taa, surge la pre­gun­ta: ese lla­ma­do efec­to fin de sem­ana se da tam­bin en los hos­pi­tales espaoles durante las vaca­ciones de ver­a­no? Pacientes (y sus famil­iares) que hayan pasa­do por la expe­ri­en­cia de ser (o estar) ingre­sa­dos en estas fechas saben lo dif­cil que es lograr hablar con los mdi­cos, acced­er a prue­bas diagn­sti­cas e, inclu­so, recibir la atencin de enfer­meros ms o menos rpi­da. Enric Baeres, direc­tor gen­er­al de la Fun­dacin Avedis Don­abe­di­an para la cal­i­dad asis­ten­cial, ref­er­en­cia nacional en esta mate­ria, con­fir­ma que en fines de sem­ana, fes­tivos, puentes y vaca­ciones, en gen­er­al, “baja la guardia; los ser­vi­cios no estn al mis­mo niv­el”.

No me gus­tara haber sido oper­a­do el 14 porque [hoy] es fes­ti­vo y hay un puente muy largo

Josep Ari­many (mdi­co forense)

An ms grfi­co es Josep Ari­many, forense y direc­tor del rea de Respon­s­abil­i­dad Pro­fe­sion­al del Cole­gio de Mdi­cos de Barcelona, equipo de ref­er­en­cia para la pro­fesin, que acu­mu­la un reg­istro de recla­ma­ciones de pacientes des­de 1986. “No me gus­tara que me operasen un 14 de agos­to, porque el 15 es fes­ti­vo y hay un puente largo”, afir­ma.

Cari­na Esco­bar, pres­i­den­ta de la Platafor­ma de Orga­ni­za­ciones de Pacientes, enu­mera los prob­le­mas de estas fechas vaca­cionales: “Hay poca infor­ma­cin para pacientes y cuidadores sobre dnde tienen que acud­ir o qu tienen que hac­er en caso de que sus mdi­cos estn de vaca­ciones. Tam­poco hay datos sobre cmo pro­ced­er en caso de urgen­cia o cmo deben ges­tionar prob­le­mas de salud pre­vis­i­bles o impre­vis­i­bles.…”, denun­cia. “Adems, en ver­a­no hay ms acci­dentes, ms golpes de calor…y los hos­pi­tales tienen que ten­er recur­sos”.

En su opinin, en esta estacin “no se garan­ti­za del todo la seguri­dad de los pacientes”. Para ello recla­ma: “Hay que garan­ti­zar los recur­sos y tam­bin la cal­i­dad de la atencin, as como el acce­so a la his­to­ria clni­ca (datos bsi­cos del paciente, patolo­ga o patolo­gas, tratamien­to que sigue, etc­tera…) des­de cualquier lugar, al mar­gen de la proce­den­cia”.

Jos Miguel Morales, pro­fe­sor de Cien­cias de la Salud de la Uni­ver­si­dad de Mla­ga y miem­bro del Grupo de Croni­ci­dad, Depen­den­cia, Cuida­dos y Ser­vi­cios de Salud del Insti­tu­to de Inves­ti­gacin Bio­mdi­ca de Mla­ga (Ibi­ma), va un poco ms all: “El con­tex­to en los hos­pi­tales en estos das es como pedir a alguien que tiene ane­mia que done san­gre. El prob­le­ma rad­i­ca en que la situacin de la enfer­mera en Espaa es lmite. La ratio de enfer­meros por poblacin es ver­gonzosa; para lle­gar a la media euro­pea se nece­si­taran 120.000 o 130.000 ms, cuan­do lo que hemos hecho es provo­car un xodo de miles hacia Reino Unido, Ale­ma­nia y Norue­ga”.

Lo que s suele lle­gar cada ao a la opinin pbli­ca por estas fechas es el cierre masi­vo de camas en los hos­pi­tales pbli­cos ‑12.700 en total este ao, segn clcu­los del sindi­ca­to de enfer­mera Satse‑, algo que, en apari­en­cia, podra difi­cul­tar que se preste atencin a todos los enfer­mos que lo nece­siten. El cierre de camas, espe­cial­mente en hos­pi­tales de cap­i­tales de provin­cia que no son tursti­cas, va acom­paa­do, adems, del cierre de quir­fanos y otros ser­vi­cios. Eso es neg­a­ti­vo? “Cer­rar camas en ver­a­no tiene todo el sen­ti­do porque baja la deman­da y, adems, puede no haber sufi­ciente dotacin de per­son­al; en con­cre­to, puede haber menos enfer­meras por camas de las nece­sarias”, ase­gu­ra Baeres.

Morales con­sid­era que el cierre de camas en ver­a­no es “inevitable”. “Si no se hace, es como para salir cor­rien­do”.

Desta­ca que cuan­do aumen­ta la can­ti­dad de enfer­mos que debe aten­der una enfer­mera (ratio) por la may­or presin asis­ten­cial se dis­paran la mor­tal­i­dad, los errores de med­icacin, las infec­ciones noso­co­mi­ales y los even­tos adver­sos (cadas, lceras por presin).

Fuentes autor­izadas de la Con­se­jera de Salud y Famil­ias de la Jun­ta de Andalu­ca infor­man de que es este depar­ta­men­to quien decide las lneas maes­tras para ade­cuar los recur­sos a las necesi­dades asis­ten­ciales, pero el cierre o aper­tu­ra de camas de los hos­pi­tales es algo que est en manos de los ger­entes y del­e­ga­dos ter­ri­to­ri­ales. Por ejem­p­lo, en cen­tros de Crdo­ba, Jan y Sevil­la descien­den las necesi­dades y, por tan­to, tam­bin lo hace el nmero de camas; mien­tras que en Huel­va, Cdiz y Mla­ga las necesi­dades se dis­paran con la gran aflu­en­cia de tur­is­mo. En Chip­i­ona, por ejem­p­lo, se mul­ti­pli­ca por ocho la poblacin.

Aunque haya camas cer­radas por vaca­ciones, los ger­entes pueden reabrir­las de man­era inmedi­a­ta si es pre­ciso. Hay que ten­er en cuen­ta que en los hos­pi­tales de cos­ta en los que se ampla la ofer­ta de camas, su per­son­al tiene que hac­er tam­bin vaca­ciones, por lo que se ven oblig­a­dos a con­tratar ms per­son­al, tan­to para refuer­zo como para susti­tu­ciones, con los prob­le­mas que ello impli­ca.

Modoal­do Gar­ri­do, vicepres­i­dente primero de la Sociedad Espao­la de Direc­tivos de la Salud (Sedisa), man­i­fi­es­ta que “una comu­nidad que se vaca en ver­a­no, como Madrid, tiene que ade­cuar sus recur­sos a las necesi­dades, que van a menos, pero sus hos­pi­tales tam­bin tienen que aprovechar para pin­tar, repon­er mobil­iario, arreglar cosas…y eso solo lo pueden hac­er cuan­do cier­ran”.

En vaca­ciones y fes­tivos los ser­vi­cios no estn al mis­mo niv­el

Enric Baeres (direc­tor fun­dacin Avedis Don­abe­di­an)

Y aade que, por supuesto, el per­son­al san­i­tario tiene dere­cho a librar y a irse de vaca­ciones, aunque sea dif­cil de susti­tuir: “No podemos ten­er per­son­al de bra­zos cruza­dos, por lo que el cierre de camas en vaca­ciones es una medi­da de plan­i­fi­cacin lgi­ca y per­ti­nente. Man­ten­er todo abier­to supon­dra ten­er mucho ms per­son­al even­tu­al y eso puede ser un prob­le­ma, al tratarse de plan­til­la inex­per­ta”.

En el caso de los mdi­cos, la dotacin durante el ver­a­no “se suje­ta con la plan­til­la, con excepcin de la con­trat­acin de algunos pro­fe­sion­ales para las urgen­cias”.

Ramn Cunillera, miem­bro de la Jun­ta Direc­ti­va de la Sociedad Cata­lana de Gestin San­i­taria, coin­cide con Gar­ri­do en que, por lo gen­er­al, la pro­porcin de enfermeras/pacientes “no se mueve” con el cierre de camas, aunque hay ms per­son­al even­tu­al, con el riego que eso com­por­ta.

El prob­le­ma de la cal­i­dad y la seguri­dad en los hos­pi­tales en vaca­ciones est ah y seguir estando, con el coste que ello ten­ga para los pacientes y para los pro­fe­sion­ales que sopor­tan condi­ciones sub­p­ti­mas de tra­ba­jo, si no se inves­ti­ga a fon­do, se afronta con trans­paren­cia y se pala en la medi­da de lo posi­ble con planes e inver­siones espec­fi­cas des­de las admin­is­tra­ciones com­pe­tentes.

“Es cier­to que muchas camas abier­tas en ver­a­no podran per­mi­tir una reduc­cin de las lis­tas de espera, pero el prob­le­ma es que no hay sufi­cientes ciru­janos tra­ba­jan­do estas fechas”, reconoce Modoal­do Gar­ri­do. “Tam­bin es ver­dad que hay demo­ra quir­rgi­ca, pero esta­mos muy aten­tos a que ni lo urgente ni lo impor­tante se quede atrs. No que­da bien decir­lo, pero esperan­do no se muere nadie”.

La importancia del personal de enfermera en la atencin

El papel de la enfer­mera en este asun­to es impor­tante. Hay estu­dios muy rel­e­vantes al respec­to, como el ‘RN4CAST’ lle­va­do a cabo en 12 pas­es (Espaa entre ellos), con ms de 400.000 pacientes. Puso de man­i­fiesto cmo un aumen­to en la car­ga de tra­ba­jo de la enfer­mera aumen­ta la prob­a­bil­i­dad de fal­l­ec­imien­to den­tro de los 30 das des­pus del ingre­so en un 7%.

Por otro lado, los cam­bios aso­ci­a­dos al peri­o­do esti­val ‑como el cierre de camas- tam­bin pueden supon­er un per­juicio para el per­son­al de enfer­mera que no est de vaca­ciones. Con el cierre de los quir­fanos y ser­vi­cios a los que estn adscritas habit­ual­mente estas pro­fe­sion­ales, se da un desplaza­mien­to a otras reas donde pueden ten­er menos expe­ri­en­cia, por ejem­p­lo la unidad de cuida­dos inten­sivos o la unidad de neonatos, seala Jos Miguel Morales, pro­fe­sor de Cien­cias de la Salud en la Uni­ver­si­dad de Mla­ga.

Con­forme a los cri­te­rios de

The Trust Project

Saber más

Fuente