Nue­va denun­cia sobre fal­ta de pri­vaci­dad en Face­book. Esta vez afec­ta a su ser­vi­cio de men­sajería, Mes­sen­ger. Y es que al pare­cer, la com­pañía de Mark Zucker­berg habría paga­do a con­tratis­tas para escuchar y trascribir los chats de voz de los usuar­ios

Según un informe pub­li­ca­do por Bloomberg, Face­book ha esta­do recolectan­do audio de los chats de voz de los usuar­ios. Sin embar­go, la com­pañía no expli­ca en sus políti­cas de uso de datos que recopi­la el audio de los chats o que envía dichos datos a las per­sonas para su tran­scrip­ción.






Face­book recopi­la los men­sajes de audio y hace que los con­tratis­tas tran­scrib­an los datos para ver­i­ficar la pre­cisión de sus sis­temas autom­a­ti­za­dos de reconocimien­to de voz. Al pare­cer, los encar­ga­dos de realizar las tran­scrip­ciones no sabían su proce­den­cia. Algunos de los con­tratis­tas señalan que el con­tenido era vul­gar y no entendían porque Face­book les pedía estas tran­scrip­ciones.

Otros han expli­ca­do que sen­tían que lo que esta­ban hacien­do no era éti­co porque Face­book no había infor­ma­do a los usuar­ios de que ten­drían acce­so a los datos de audio de los usuar­ios.

La com­pañía ha recono­ci­do que real­izó esta activi­dad pero ase­gu­ra que recien­te­mente la ha cesa­do. “Igual que Apple y Google, detu­vi­mos la revisión humana del audio hace más de una sem­ana”, ase­gu­ran.

Esta infor­ma­ción lle­ga en un momen­to en que las prác­ti­cas de pri­vaci­dad de Face­book han esta­do bajo un inten­so escru­ti­nio. El pasa­do mes de julio, la com­pañía acep­tó pagar una mul­ta de 5 mil mil­lones de dólares para resolver una inves­ti­gación de la Comisión Fed­er­al de Com­er­cio sobre si había vio­la­do los tér­mi­nos de un acuer­do ante­ri­or sobre cómo mane­ja­ba los datos de los usuar­ios.





Fuente