Los aficionados al cine estarían encantados de poder ver sus películas y series proyectadas en una gran pantalla en cualquier sitio. Esto ahora está más cerca de ser posible gracias a un espectacular proyector de bolsillo, el más pequeño del mundo.

Se trata de Nebra Anybeam, un proyector portátil increíblemente pequeño que ha sido desarrollado gracias a una campaña de crowdfunding. Por sus dimensiones, este proyector mini cabe desde luego en casi cualquier bolsillo, pues mide 19 x 60 x 103 mm y pesa solo 140g, con lo que es fácilmente transportable a cualquier lado.






Pero a pesar de su tamaño, el Nebra Anybeam dispone de un puerto HDMI de tamaño completo, lo que permite conectarlo a casi cualquier equipo AV, desde una consola de juegos a un ordenador portátil o un dispositivo de transmisión. Incluso podemos conectarle un Google Chromecast en la parte posterior de la misma, y convertirlo en un esencialmente tiene un dispositivo de emisión de bolsillo.

El Nebra Anybeam puede mostrar imágenes y videos con una resolución de 720p de hasta 150 pulgadas de tamaño, dependiendo de la distancia a la que se encuentre la pantalla o superficie de proyección.

Este proyector de bolsillo utiliza un sistema de proyección láser, con un rayo que apenas se propaga al salir del dispositivo, lo que proporciona un buen nivel de enfoque independientemente del tamaño de la imagen. Lo único que debe controlarse es la corrección de la distorsión trapezoidal, que deforma la imagen, pero que se puede ajustar mediante una configuración de menú.

El dispositivo cuenta con un botón multidireccional para navegar por los menús de configuración.

Al funcionar con láseres en lugar de luces LED o bombillas, el dispositivo puede ocupar el espacio de una pequeña carcasa, ya que genera mucho menos calor, por lo que no es necesario disponer de un ventilador con el resto de las partes internas. Esto además contribuye a hacer que el dispositivo sea muy silencioso.





El proyector cuenta con solo un altavoz de 1 vatio pero incluye un conector de 3.5 mm para conectar un altavoz externo en caso necesario.

El Nebra Anybeam no lleva batería incorporada, por lo que para usarlo es necesario contactarlo a la red eléctrica o tener un cargador portátil. Se alimenta a través de una simple conexión microUSB.

A pesar de que su tamaño y características pueden hacer pensar que la calidad de imagen es regular, lo cierto es que su rendimiento es bastante bueno.

Nebra ha lanzado una versión estándar del proyector que vale unos 250 euros, pero hay otras opciones como el kit de desarrollo Anybeam, que viene sin la carcasa, lo que le permite integrarlo en cualquier dispositivo.





Fuente