Asus lleva años intentando hacerse un hueco en el competitivo mercado de los teléfonos móviles, un mercado en el que llevan tiempo queriendo repetir el éxito que tienen sus ordenadores a nivel mundial. Hasta la fecha hemos visto buenas ideas a la hora de desarrollar sus teléfonos Zenfone, pero los taiwaneses no han logrado despuntar.

Hemos estado en La Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, dónde Asus ha presentado a nivel mundial su teléfono Zenfone 6 y de alguna forma también ha celebrado los 30 años de historia de la empresa. La duda que flotaba en el aire antes del comienzo del evento es si esta vez se había logrado un producto verdaderamente seductor. Y lo cierto es que el terminal presentado hoy viene con argumentos bastante contundentes para apostar por él. Aunque, como no, también hay aspectos que no terminan de convencernos.






Por ahora en la tienda oficial de Asus sólo tienen a la venta el modelo de 6 gigas de memoria ram y 128 gigas de almacenamiento interno por 559 euros

Una de las cosas más llamativas del teléfono es que su pantalla está completamente libre de marcos, cejas o cualquier otro elemento que dificulte la visión. Para lograr este interesante diseño, Asus ha apostado por dotar al móvil con una cámara dual que gira para hacer fotos desde la parte frontal o lateral. Esto ya lo vimos en algún modelo de Oppo, pero el mecanismo ahora parece bastante bien implementado.

Gracias a eso su pantalla de 6,4 pulgadas y una resolución Full HD+ se ve impresionante. Eso sí, que nadie espere un lector de huellas en la pantalla, aunque viendo las tasas de error que demuestra este sistema en otros terminales casi nos parece una buena noticia. Eso sí, tampoco se puede recurrir de forma rápida al reconocimiento facial por su peculiar mecanismo de cámara. Aquí se ha optado por un lector de huellas en la parte trasera. Así que si nos olvidamos de modas y buscamos efectividad, esta nos parece una solución honesta.

Jonney Shih, presidente de Asus
(Ramón Peco)






Pero está claro que uno de los puntos fuertes de este Zenfone 6, quizá es el dato más llamativo de sus especificaciones técnicas para algunos, es su espectacular batería de 5.000 mAh. Una cifra, que aunque ha sido alcanzada por algún otro fabricante, es sencillamente espectacular y debe dotar a este teléfono de una autonomía extraordinaria incluso realizando tareas intensas.

Algo que por cierto harán muchos, no en vano Asus ha tenido claro que para lanzarse a la gama más alta no valen compromisos. El procesador que equipa es el Snapdragon 855, el más avanzado de los que existen para Android actualmente. La memoria ram del dispositivo oscila dependiendo del modelo. En el más básico esta es de 6 gigas, que no está nada mal, pero puede alcanzar en las configuraciones más avanzadas los 8 gigas. La capacidad de almacenamiento partirá de los 64 gigas, y llegará hasta los 256 gigas en el modelo superior.


Garantizadas las actualizaciones a las dos próximas versiones de Android

En el apartado de las cámaras este Zenfone no viene mal equipado, pero no nos convence que no se haya incluido un objetivo con zoom óptico. Esto además es un tanto incomprensible si tenemos en cuenta que Asus fue la empresa que lanzó el primer móvil con un zoom óptico de tres aumentos usando la tecnología de periscopio que ahora usa Huawei en su P30 Pro.





Su cámara principal usa el sensor Sony de 48 megapíxeles con una apertura f1/79, que gracias a la tecnología de apilar píxeles de 4 en cuatro, logra buenos resultados con poca luz con 12 megapíxeles. También se incluye un sensor secundario con un objetivo que capta un enorme ángulo de visión, pero este está limitado a 13 megapíxeles. Esta última parece estar justificada para los selfis y para grabar vídeos en primera persona. No olvidemos que estamos ante un sistema de cámaras giratorias.

La cámara deslizable permite grabar vídeos en 4K a 60 fps con estabilización
La cámara deslizable permite grabar vídeos en 4K a 60 fps con estabilización
(Ramón Peco)

En cualquier caso habrá que poner a prueba el Zenfone 6 para ver de lo que es capaz al hacer fotos y grabar vídeo. Pues más allá de los componentes fotográficos, cada vez es más relevante el software de procesamiento de las imágenes y los algoritmos de fotografía computacional. Veremos de lo que han sido capaces los ingenieros de Asus.

Más allá de esto nos encontramos con detalles interesantes, como un sistema de carga rápida que permite alimentar de forma veloz a esa enorme batería; también viene de serie Android 9, aunque hubiese sido una mala sorpresa no encontrarlo. Esperemos que la empresa no tarde demasiado en permitir la actualización a Android 10.






El sistema deslizable de la cámara permite realizar fotos y vídeos panorámicos automáticamente y captar fotos desde ángulos diferentes a los que estamos acostumbrados

Pero lo que nos parece realmente relevante de este Asus Zenfone 6 es que la empresa haya sabido trasladar la política que mantiene desde hace años en ordenadores: comercializar máquinas de calidad con precios razonables. Este Asus Zenfone 6 da un paso atrás en la fiebre de lanzar teléfonos con precios desorbitados.

Su versión más esencial dispone de 6 gigas de memoria ram y un almacenamiento de 64 gigas y tiene un precio de 499 euros. La versión de 8 gigas y 256 gigas tiene un precio de 599 euros. Por 600 euros no hay demasiados teléfonos de gama alta en el mercado. Al menos con el procesador Snapdragon 855 o uno similar, sin sacrificar nada relevante y que cuenten con el acabado que se espera de un teléfono de la gama más avanzada. Sin que tenga que envidiar demasiado a otros terminales de la competencia. Quizá la única pega que verdaderamente se le puede poner es no contar con un sistema de cámaras más ambicioso.


Asus asegura que el mecanismo de movimiento aguanta unos 10.000 deslizamientos sin estropearse.






Fuente