Snapchat lo petó años atrás, pero vino Instagram, copió algunas de las funciones de la ‘app’ del fantasma y le quitó el poder. Así de simple. Sin embargo, parece que la red social que ya se daba por muerta ha resurgido de sus cenizas, pero, ¿cómo lo ha hecho? Pues introduciendo nuevos filtros que están causando furor entre los usuarios de Instagram que se han visto obligados a volver a descargarse –o probar por primera vez– Snapchat. Se trata, en concreto, de dos filtros que permiten cambiar el género del usuario, añadiéndole rasgos del género contrario como barba o pelo corto, en el caso de los hombres, o maquillaje o pelo largo, en el caso de las mujeres. Lo mismo ha pasado con el filtro que te convierte en un bebé. Todos hemos visto alguna imagen de nuestros amigos o ‘influencers’ usando ese efecto.





Estos filtros, introducidos por Snapchat la semana pasada, se extendieron rápidamente por otras redes sociales, según The Verge. Esto ha significado un ‘boom’ para la red social, que poco a poco hasta ahora ha visto como sus usuarios la substituían por Instagram. La aparición de las Historias en Instagram hizo que muchos usuarios abandonaran Snapchat, pero la red social del fantasma ha seguido ofreciendo algo que la ‘app’ de fotografía comprada por Zuckerberg en 2012 no ha conseguido: filtros especialmente creativos. De este modo, la función de Snapchat ha variado a lo largo de los últimos años. Al principio era una red social más, ahora se ha convertido en una ‘app’ de creación de contenido que después se comparte en otras plataformas.


Snapchat, al principio, era una red social más, ahora se ha convertido en una ‘app’ de creación de contenido que después se comparte en otras plataformas

Según la empresa de análisis web Similar Web, Snapchat ha subido en los rankings de descargas diarias desde que los filtros de intercambio de género comenzaron a ser tendencia. Famosos como, por ejemplo, la cantante Miley Cyrus se han sumado a la moda y han compartido sus fotos de Snapchat en Twitter. Por este motivo, Snapchat confía en la popularidad de sus filtros para que la gente use su aplicación en lugar de Instagram.





Pero ¿cuánto se quedarán estos usuarios hasta que un nuevo filtro vuelva a petarlo? Hay muchas razones por las que las personas prefieren compartir en Instagram estas imágenes editadas desde Snapchat. La interfaz de la plataforma propiedad de Facebook es mucho más fácil de usar, y hace que sea más sencillo seguir a amigos, personas influyentes y celebridades. De hecho, el número de usuarios activos de Instagram Stories es tres veces superior al tamaño de toda la base mensual de usuarios de Snapchat. Tres años atrás, Kevin Systrom, cofundador de Instagram ya admitió que “Snapchat se merecía todo el crédito” pero aseguró que “ninguna de las dos ‘apps’ busca sustituir a la otra”.

Instagram se ha convertido en una aplicación social, compitiendo junto a Twitter y Facebook. Pero ninguna de estas aplicaciones puede crear filtros de la forma en que lo hace Snapchat, una plataforma que todavía tiene 186 millones de usuarios diarios, una gran parte de los cuales son adolescentes. Sin embargo, cada vez está más claro que la percepción de muchas personas sobre el propósito de la aplicación ha cambiado. Seguirán reinstalándola o volviendo a iniciar sesión de vez en cuando cada vez que aparezca un nuevo filtro, pero no publicarán sus creaciones en Snapchat.






Tres años atrás, Kevin Systrom, cofundador de Instagram ya admitió que “Snapchat se merecía todo el crédito”






Fuente