El iPhone X es, con su diseño a pantalla completa, la mayor novedad salida de las entrañas de Apple en mucho tiempo, pero de cara al año que viene parece que su “look” será la norma en todos los smartphones de la empresa de la manzana.

Ming-Chi Kuo, analista de KGI (y famoso por sus acertadísimos “insights” en torno al círculo de Apple), asegura que los de Cupertino lanzarán en 2018 tres teléfonos inteligentes cuyo diseño se mirará en el espejo del actual iPhone X.

Los tres nuevos iPhones que Apple tiene el horno se comercializarán, según Kuo, en tres variantes distintas: un dispositivo de 5,8 pulgadas con pantalla OLED (similar al recién estrenado iPhone X), un teléfono de 6,5 pulgadas con pantalla OLED (que sería una suerte de iPhone X Plus) y smartphone de 6,1 pulgadas con pantalla LCD.

De acuerdo con la información barajada por Kuo, los dos primeros dispositivos serán los más caros, mientras que el smartphone de 6,1 pulgadas será la opción más económica de los tres.

El iPhone con pantalla LCD se movería en una horquilla de precios de entre 649 y 749 dólares y estaría, por lo tanto, a la altura en cuanto a costes del nuevo iPhone 8.

Aunque los dos iPhones con pantalla OLED estarán pertrechados de mejor software y hardware, en principio los tres dispositivos contarán con elementos incluidos en el actual iPhone X (como la cámara TrueDepth y el diseño a pantalla completa).

El iPhone X es el primer smartphone de Apple sin el emblemático botón “home” e incorpora en sus entrañas la tecnología Face ID para desbloquear el teléfono.

Face ID podría abrirse hueco en los iPhones que Apple tiene previstos de cara al año que viene y también en el próximo iPad Pro.

Fuente